Electroestimulación más voluntario en bici. Compex mas voluntario

Electroestimulación más entrenamiento voluntario ¿Para entrenar o para recuperar? (Parte 2)

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn

En el artículo anterior te contaba de los riesgos que existen cuando entrenamos electroestimulación más voluntario.

Me gustaría tratar más adelante y de manera muy detallada este capítulo ya que es algo que da para mucho, porque si se hace bien, se pueden conseguir muchos beneficios mezclando estos dos tipos de entrenamiento. El gran inconveniente que tiene es que el “hacerlo bien” no es tan fácil como parece, y si te pasas de un lado o de otro, es decir, si te pasas con la intensidad del entrenamiento voluntario o con la intensidad de la electroestimulación, puedes entrar en un largo periodo de destrucción muscular que hipoteque tu entrenamiento de los próximos 7 – 10 días. En este caso, no habrá valido la pena el hacer este tipo de entrenamiento.

1 día de entrenamiento muy bueno que necesita hasta 7 días para recuperar… no es buen entrenamiento.

Hasta la fecha, he encontrado practicamente los mismos resultados y con menos riesgo al entrenar por un lado el voluntario y por otro la electroestimulación. Culturistas, fondistas, tenistas, futbolistas, corredores, ciclistas… En todos los casos, el realizar electroestimulación y voluntario de manera separada, ha dado muy buenos resultados y con riesgos más controlados.

¿Entonces no podemos utilizar el entrenamiento de electroestimulación más entrenamiento voluntario sin riesgo?

Claro que sí que se puede utilizar.

Lo que sí que ha ido mejor en todos los deportistas que han querido ir a más combinando la electroestimulación más el entrenamiento voluntario ha sido la recuperación. En este caso, ha sido una pasada. Todo el mundo ha mejorado sin ningún tipo de riesgo y sin ningún tipo de excepción.

El protocolo es el siguiente.

Colocas los electrodos en los cuádriceps. Tratas de pegarte bien los electrodos para que no se te caigan mientras hay movimiento y sales a caminar, a rodar, a trotar… pero a muy baja intensidad. Que tu pulso no se acelere. No pases de tu 65% de pulso en este entrenamiento. Esto lo haces por 30 minutos. Es suficiente. Programa elegido, Capilarización u Oxigenación a una intensidad agradable; 12 miliamperios o 20 unidades de energía, dependiendo de cómo sea tu electroestimulador.

Hagas el deporte que hagas, este entrenamiento te viene genial para recuperar.

¿Por qué me va a venir bien a mí si yo soy nadador y lo que quiero recuperar son los dorsales?

¿Y a mí? Es que yo soy culturista y quiero relajar los brazos.

A todos les viene bien por una sencilla razón. Cuando tenemos un día de recuperación activa, necesitamos que la sangre pase por los músculos para eliminar toxinas y para llevar nutrientes que lo regeneren. Está demostrado que el programa de aumento de flujo sanguíneo de los electroestimuladores, es capaz de incrementar hasta 250 veces el paso de sangre en el músculo aplicado. Cuanto mayor sea el músculo al que se le aplica este programa, más sangre bombeará tu cuerpo. Siguiendo esta teoría… ¿Dónde habrá que estimular para enviar más sangre, a un bíceps o a un cuádriceps?

Una vez el cuádriceps es “bombeado” sangre gracias al programa de incremento de flujo sanguíneo, toda esta sangre es enviada por el resto de tus músculos, repartiendo nutrientes por donde va pasando, regenerando y eliminando toxinas. De esta manera, se recupera mucho más rápido todavía en comparación a estar tumbado en un sofá con las piernas en alto.

Esto se puede hacer una o como mucho dos veces por semana. No abusar mucho de este programa sobre todo en plena temporada. Todos tenemos claro que recuperar más rápido significa poder hacer mejores entrenamientos de calidad, con lo cual, estás incrementando tu rendimiento. 

Y si todavía quieres aumentar más la recuperación, toma una cerveza antes o durante este entrenamiento de recuperación. La cerveza tiene vitamina B líquida que llega a la sangre muy rápidamente. Esta vitamina facilita la recuperación muscular.

Más fácil y divertido… imposible.

Aquí te dejo un video de cómo hago yo mis programas de recuperación con electroestimulación más bici.

Sé feliz

Pedro García.

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn