electroestimulacion y esqui. Fuente imagen sxc.hu

Electroestimulación y Esquí. Prepárate para disfrutar de tu deporte.

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn

Sinceramente, yo no he esquiado nunca. Sí que he patinado, pero no he probado todavía a deslizarme por la nieve de manera seria, y digo de manera seria porque estoy seguro que no cuenta tirarse con un plástico ladera abajo en el Piornal, por la cara que baja hasta Hervás.
No sabía de lo duro que era el esquí, hasta que recibí este mensaje:

“Hola Pedro
Me gustaría comprarte un electroestimulador pero solo si me garantizas que me va a ser útil. Te cuento.
Yo practico esquí al menos dos semanas al año. Es un deporte que me apasiona, pero tengo un problema. Trabajo todo el día y no tengo tiempo para hacer una buena preparación, cosa que ya sé que no es buena. Esta falta de preparación la noto cuando voy a esquiar. El primer día aguanto mañana y tarde, pero llego a la noche roto. El segundo día, tengo agujetas hasta donde no pensaba que tenía músculos. Solamente esquio por la mañana y por la tarde la dedico a descansar. La noche no la disfruto en condiciones. A medida que pasan los días, cada vez voy más cansado.
Me gustaría comprarte el electroestimulador si me puedes asegurar que este cansancio no lo tendré. Si con el podré realizar una preparación que me sirva para disfrutar de mis vacaciones.
Muchas gracias por tu paciencia y sinceridad”

Es cierto que el esquí cansa. No había caído yo en eso. Es un deporte en el que estás todo el día haciendo trabajar los cuádriceps; tanto si subes la montaña andando como si la bajas esquiando, los cuádriceps han de trabajar a tope.
Esto se solucionaría con un programa de entrenamiento en el que al menos dos o tres veces por semana trabajaras en el gimnasio de manera seria sobre todo los cuádriceps, pero muchas veces nos encontramos con el problema del tiempo. No nos sobra el tiempo para ir al gimnasio, y si somos capaces de encontrar ese tiempo, no tenemos energía para trabajar y entrenar con fuerza nuestras piernas.

¿Qué fue lo que le dije a nuestro amigo esquiador?
Que sí, que un electroestimulador claro que puede ayudarle a disfrutar más de su deporte favorito. Solamente trabajando los cuádriceps dos veces a la semana con el programa Tonificación entre 80 y 100 energías, o unos 35 miliamperios, por ejemplo el lunes y el viernes, y una vez a la semana el programa Esquí de fondo a la misma intensidad, por ejemplo el miércoles, tiene más que suficiente para entrenar sus músculos de manera específica para el esquí. Una vez esté esquiando y disfrutando de sus vacaciones, es recomendable que cada tarde-noche, después de haber terminado la ducha y justo antes de ir a cenar, se aplique un masaje. O bien el Recuperacón Activa, o bien el Descontracturante tanto en cuádriceps como en gemelos, mientras ve la televisión o descansa encima de la cama. De esta manera, en tan sólo un mes si es constante, entrena con su electroestimulador y se alimenta bien, las largas, cansadas y duras jornadas de esquí se convertirán en cortos y divertidos días de práctica de su deporte favorito. 

Al final confió en mí y eligió el Globus Premium 400 .Mes y medio después recibí un correo en el que me decía lo siguiente.

“Ciertamente Pedro, no te equivocaste. El electroestimulador ¡me ha venido genial. He fortalecido mis cuádriceps sin necesidad de mucho tiempo y eso ha hecho que pueda esquiar las mañanas y las tardes sin el agotamiento que antes tenía, pero lo mejor de todo es que al estar más fuerte, llego con más energía a la noche, por lo que disfruto en mis vacaciones tanto el día como la noche”.

Es sencillo. A músculos más fuertes, menos cansancio, menos dolores, menos riesgo de lesión, y por supuesto, más disfrute de tu deporte favorito.

Sé feliz
Pedro García 

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn