Electroestimulacion y electroestimuladores para quitar contracturas y dolor de espalda. Tens. Cefar, compex, globus.

¿Podemos entrenar 2 sesiones de electroestimulación el mismo día?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

.

Muchos de vosotros, sobre todo muchas de vosotras me planteáis frecuentemente esta pregunta.

¿Se pueden hacer 2 sesiones de electroestimulación el mismo día?

Una vez más la respuesta es “ DEPENDE

¿De qué depende?

Pues sobre eso voy a tratar en este artículo de https://www.electroestimulaciondeportiva.com/, de cuándo podemos o no podemos aplicarnos con seguiridad dos sesiones de electroestimulación seguida o en el mismo día.

Si la aplicación de la electroestimulación está basada en programas de belleza, no habrá problema y podrás aplicarte 2 programas seguidos e incluso 3 programas a lo largo del todo ese mismo día, pero hay que tener en cuenta la idiosincrasia de cada programa, ya que algunos necesitan un periodo de descanso antes de volver a aplicar otro programa en la misma zona. Debe de pasar un tiempo prudencial para que estos hagan efecto. De lo contrario puede que no consigamos los resultados que buscamos.

Si te estás aplicando programas de masajes para rehabilitación, por ejemplo por dolores de espalda, dos, tres y cuatro veces en el día podrás hacerlo sin ningún problema. El abusar de estos programas te vendrá bien (siempre hay que tener presente la opinión de los especialistas ya que hay algunas dolencias que pueden no venirles bien la electroestimulación. Los médicos y fisioterapeutas tienen la última palabra).

Si el masaje es en las cervicales, cuidado. Esa zona está cerca de la cabeza y puede alterarte un poquito el sistema nervioso. Sé prudente y no des más de dos sesiones de electroestimulación a lo largo del día en las cervicales. Puedes notar excitabilidad tras la sesión.

Si el masaje es para recuperación deportiva, hay que tener cuidado con qué programa se aplica y durante cuánto tiempo. Si tu actividad es recreativa y no tienes un objetivo importante, podrás darte en las piernas dos y hasta tres sesiones de masajes al día, seguidas o repartidas a lo largo de la jornada. Si tienes un objetivo y estás compitiendo, dependiendo del momento de la temporada en la que te encuentres, por ejemplo en plena competición, no es recomendable aplicar más de dos veces seguidas todos los días el “Recuperación Activa” el “Capilarización” ni el “Oxigenación” durante más de dos semanas. A principio de temporada es diferente, ya que todavía los músculos no tienen la tensión de la competición. Además,  a principio de temporada al músculo le viene bien el masaje del electroestimulador.

En cuanto al entrenamiento de fuerza, también va a depender de los programas elegidos y del momento de la temporada en la que te encuentres. Estos parámetros ya son más personales puesto que hay personas que pueden aguantar el entrenamiento completo de “Resistencia Aeróbica” más “Fuerza Resistencia” y otras personas que no son capaces de soportar un programa completo. Por eso, como he comentado antes, este es más personalizable.

Por supuesto tendremos que tener en cuenta si la aplicación del programa va a ser  en el mismo músculo o en músculos distintos. Si es éste último caso, sí que podremos efectuar dos entrenamientos seguidos casi sin problema, por ejemplo en bíceps y en cuádriceps. Pero si es en el mismo músculo y no aplicamos ni una secuencia de programas ni una intensidad correcta, corremos el riesgo de agotarlo y “quemarlo”, por lo que en vez de avanzar, lo que conseguiremos será retroceder en nuestro estado de forma.

Te contaré un truco; Hay algunas personas que dos programas seguidos les estresa el sistema nervioso, incluso siendo programas de masajes, pudiendo sentir pequeños estados de ansiedad provocados por la electricidad.

Ten este detalle en cuenta a la hora de aplicarte dos programas seguidos o a lo largo del mismo día, incluso los de masaje y recuperación.

Como norma general, trata de no aplicarte más de una hora de electroestimulacón al día en tu cuerpo . Pasando ese tope, el organismo comienza día tras día a acumular estrés, no consigue descansa profundamente y el sueño se altera.

Observa a tu cuerpo y si ves que te alteras o que te cuesta dormir, está unos días sin aplicarte la electroestimulación. Cuando vuelvas a trabajar con tu electroestimulador, hazlo una vez al día pero sin aplicar mucha intensidad. No empieces los primeros días con más de 20 minutos de electroestimulación. Poco a poco volverás a recobrar la normalidad.

Sé feliz

Pedro García

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0