parches y electrodos de electroestimulacion en https://www.electroestimulaciondeportiva.com/ para cefar, compex, gobus

Identificación y etiquetación de los parches o electrodos de electroestimulación

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

Alguno de vosotros me ha preguntado alguna vez que por qué tengo puesto numeritos y letras en los electrodos de electroestimulación que uso.

La respuesta es muy sencilla. Cuando realizo compra de electrodos lo hago en cantidad, puesto que el uso que le doy al electroestimulador es importante y todos ya conocemos de lo fundamental que es tener los parches en buen estado para una excelente electroestimulación. Al comprar en cantidades importantes, lo que estoy consiguiendo con el proveedor de electrodos es que me haga un descuento por cantidad. No es lo mismo comprar un juego estándar de parches, con dos de los grandes y cuatro de los pequeños, que electrodos para todo el año.

Ocurre que mi congelador, junto a las pizzas, los guisantes y el maíz, están también los parches. Están todos juntitos con una pinza porque si no, mi mujer me echaría la bronca y con razón. Además si estuvieran sin ordenar, podría pasar esta situación:

Imagina que me toca entrenar. Cojo del congelador los primeros parches que me vienen bien. Mañana me toca un masaje. Cojo los electrodos que están a mano. Pasado toca un TENS en un dolor del tobillo. Cojo otros electrodos… A la vuelta de tres meses, todos los electrodos que tenía para realizar electroestimulación y que teóricamente me iban a durar un año están a medio usar. Ninguno está en perfecto estado. Lo mismo los utilizo para entrenar que para darme un masaje. Eso no está bien. Es un gasto de recursos tremendo e innecesario, y con esta práctica me saldrá muy caro el realizar electroestimulación ya que tendría que cambiar con bastante frecuencia de electrodos para sacar el máximo partido a mis sesiones de entrenamiento.

Para que eso no ocurra, cuando me llegan los parches o electrodos a casa los guardo en el congelador. En el momento que saco un juego nuevo para comenzar a entrenar, les pongo la fecha del día que empiezo a utilizarlos y si es posible alguna referencia del proveedor donde los compré. De esta manera les podré sacar el máximo jugo a esos electrodos, teniendo un control exacto de durabilidad, confortabilidad y si pegan bien o no. También tomo referencias sobre si el remache del parche aguanta o no, puesto que algunos he comprado que se arrancaban cuando llevaban más de 50 entrenamientos

A medida que el trabajo con electroestimulación con esos parches sea incómodo, los iré destinando a otras actividades menos agresivas como pueden ser los masajes o TENS. Así seguiré alargando la vida del parche.

Al final de la vida del electrodo saco mis conclusiones; volver a comprar o no al proveedor que me vendió esos parches.

Te animo a que tú también seas ordenado en este aspecto y anotes cuándo empiezas a utilizar tus parches o electrodos de electroestimulación.

Lo agradecerás.

Te he preparado un corto video.

Sé Feliz

Pedro García

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0