Algunas veces la electroestimulacion tiene contraindicaciones y provoca heridas por no utilizarse bien

Mala utilización de la electroestimulación

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInShare on Whatsapp

.

No tengo ningún tipo de duda de que la electroestimulación es una de las mejores cosas que me ha pasado en mi vida deportiva y personal.

La electroestimulación tiene sus peligros

Encuentro mi mejor estado de forma en el momento que yo elijo, consiguiendo ganar fuerza y resistencia dedicando menos tiempo al entrenamiento voluntario, me ayuda a recuperar las buenas sensaciones cuando alguna lesión me visita y frecuentemente me alivia de cansancio de entrenamientos o de días de trabajo duros.

Pero en mi afán de ir más allá y sacar cada día más y más rendimiento a esta “ cajita de calambres” algunas veces me encuentro con su cara menos amable.

Ya os he comentado alguna que otra vez  que han sido muchos los días que no he dormido por aplicarme mal programas o intensidades, por equivocarme en secuencias de programas que pensaba que me iban a hacer bien pero que al final tal bien no hubo puesto que no dormía por la noche, y si no duermes, de poco o muy poco te servirá un excelente programa de entrenamiento ya que nuestros músculos cuando crecen y asimilan el trabajo es por la noche mientras dormimos. Recuerda que si pasas varios días tratando de recuperar un entrenamiento y no eres capaz en ese periodo de conciliar bien el sueño debido al cansancio o la excitación, de poco te servirá el mejor entrenamiento del mundo.

La electroestimulación mal utilizada te puede hacer sangre

Hoy os traigo esta foto para que veáis también que la electroestimulación hace daño.

Se trata de una foto de mi abdomen con un par de heridas provocadas por el electroestimulador. Trataba de hacer un programa de entrenamiento para conseguir definir los abdominales en poco tiempo.

Algunos de vosotros me preguntáis alguna vez si se pueden aplicar dos programas seguidos en una misma zona.Aquí os paso la consecuencia de la mala elección de dos programas seguidos y de las prisas por ver rápido resultados. Mi piel se puso colorada, no le hice caso y continué con la aplicación del programa. Al final, el picor se convirtió en herida.

Teniendo en cuenta que los programas no fueron los más apropiados, que mi piel en esa zona es sensible y que posiblemente los electrodos no estaban en su mejor momento, al final tenemos el resultado de un par de heridas que me impidieron hacer electroestimulación en la zona abdominal durante al menos una semana, retrasando de esta manera la consecución de mi objetivo.

Así que ya sabéis queridos amigos. Todo en la vida tiene que ser aplicado con moderación y sobre todo SIN PRISAS porque una vez más se demuestra que QUIEN MUCHO CORRE, PRONTO PARA .

Cuando comiences un programa de entrenamiento o recuperación con electroestimulación, hacedlo bien, tranquilos y sin prisas. Dejad que los músculos vayan a su ritmo. No los forcéis con sesiones dobles o triples de trabajo. Algunas veces puede suceder que por tanto correr, lo que hacemos es ir para atrás.

Sé feliz

Pedro García

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInShare on Whatsapp