parches y gel compex para alargar la vida de los electrodos

Electroestimuladores y electroestimulación; parches y electrodos. Cuándo echarles gel y cuándo no

Madremía, madremía la que hay montada con los parches y con el gel.

Recibo correos de este tipo con demasiada frecuencia:

Hola Pedro

Me llegaron los parches nuevos para mi electroestimulador compex. Los he usado en dos entrenamientos y estoy notando que ya no me pegan bien. Al acabar cada sesión de entrenamiento les echo gel para que estén más protegidos, pero cada vez pegan menos, y no hace ni una semana que los tengo.

¿Tan poco duran los parches?

Gracias por la respuesta

En artículos anteriores yo he recomendado que cuando el parche o electrodo no pega a la hora de realizar la electroestimulación, si le echas gel del que usamos para localizar el punto motor, ese parche todavía puede darnos algunos usos más.

Pero claro, eso es para cuando el parche ya no pega o para cuando da picotazos y provoca malas sensaciones, vamos que ese electrodo tiene ya muchos tiros pegados. Con eso lo que tratamos es de regenerar la capa de gelatina que trae el parche, alargando de esta manera su vida útil. Pero este es un remiendo para cuando el electrodo está ya casi para tirarlo. NO SE PUEDE HACER ESTO CON UN ELECTRODO NUEVO O QUE PEGA A LA PERFECCIÓN. Si tú tienes que hacer esto frecuentemente, no estás aprovechando al máximo las posibilidades que te ofrece la electroestimulación.

Porque cuando deja el electrodo de pegar, es porque ya no va bien. Es mejor utilizar en este caso, siempre y cuando tenga poco tiempo el electrodo y las sensaciones a la hora de entrenar sean buenas (que no sientas picotazos), un trozo de cinta adhesiva ancha o cinta de carrocero para que haya la mayor superficie de contacto posible con tu piel, antes que echar el gel. Podéis ver ese artículo de electroestimulación pinchando aquí.

Porque cuando echas el gel, el adhesivo que trae el electrodo ya no pega. Deja de realizar una de sus funciones principales, que es la de adherirse a tu piel. No es igual de adhesivo y pierde adherencia, con lo que a la hora de trabajar con el se cae y seguramente que por el camino, antes de despegarse del todo, te pegará un calambrazo o fuerte picotazo de regalo.

Porque no se pueden aprovechar tanto los parches. Si tienes que echarle gel… es porque deberías de pensar en comprarte ya unos nuevos.

Así que a partir de este artículo debería de quedar lo suficientemente claro de que NO HAY QUE ECHAR GEL AL PARCHE NUNCA a no ser que esté muy tocado y quieras aprovecharlo un poquito más. Solo, única y exclusivamente en ese caso, podrás echarle gel para recuperar un poquito la capa de gelatina, pero si llegas a esa situación, tienes que pensar con urgencia, siempre y cuando quieras seguir trabajando con calidad y comodidad con tu electroestimulador, que esos parches o electrodos hay que cambiarlos para que te den una buena y cómoda sesión de electroestimulación, tanto si son utilizados para masaje como si son utilizados para entrenamiento

Sé Feliz

Pedro García