parches y electrodos que no pegan. Solución en www.deporteysaludfisica.com

Electroestimulación y electroestimuladores. Cómo entrenar con parches y electrodos que no pegan.

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInShare on Whatsapp

¿Han dejado de pegar tus parches de electroestimulación?

El otro día recibí un correo en el que un lector me decía que había comprado un electroestimulador nuevo. Era un compex, concretamente un Sp 4.0

Me seguía contando que había realizado 4 sesiones de masaje y que a la 5ª los parches ya no le pegaban, que estaban perfectamente pero que al colocárselos en la piel estos se caían.

¿Qué podía hacer para aprovechar esos electrodos que no pegaban?

¡¡¡ Es que estaban nuevos!!!

Mis queridos amigos, esto por desgracia pasa frecuentemente.

Tienes unos parches que aparentemente están bien, y a partir de la 10ª sesión de electroestimulación ya no pegan. En algunos casos, dependiendo de la grasa de la piel, incluso antes.

Solución para los electrodos o parches que no pegan

Para solucionar esto, hoy voy a compartir contigo un truco que he ido aprendiendo a lo largo de mis entrenamientos de electroestimulación.

En primer lugar te tienes que asegurar de dos cosas muy importantes que ya vimos en un artículo anterior:

Es que tu piel esté limpia. Antes de realizar la electroestimulación tienes que pasarte una esponja con agua y jabón, nunca alcohol, para quitar restos de sudor (que este tiene sal y daña los electrodos) y por supuesto restos de crema hidratante u otro tipo de cosméticos.

Es que tu piel esté libre vello, sobre todo los hombres, ya que este impide una buena conexión entre el electrodo y la piel. Si tienes abundante vello y no quieres quitarlo por el motivo que sea, al menos pasa la rasuradora para intentar quitar el máximo posible. Si no lo haces, no tendrás buenas sensaciones cuando realices la electroestimulación.

Una vez que están cumplidos estos dos puntos, tus parches durarán más si haces esto

-Observa que el electrodo está bien para realizar la electroestimulación,  es decir, que aunque no pegue, la capa de gelatina que lo recubre no esté dañada.

-Colócate los electrodos con normalidad en los puntos correspondientes.

-Corta una tira de cinta adhesiva ancha y colócala encima de cada parche o electrodo. De esta manera impedirás que el parche se caiga cuando comiences la electroestimulación.

Cuando el electrodo no pega es porque la capa de gelatina está dañada o caducada, o no se ha conservado adecuadamente (mira el video que colgamos anteriormente PARA CONSERVAR LOS ELECTRODOS)

Sabrás que la capa de gelatina está en mal estado cuando el parche te transmita la electricidad bruscamente y sientas sobre tu piel picotazos que hagan incómoda la electroestimulación. En este caso, esos electrodos no podrás usarlo para entrenar, pero sí para  darte masaje, ya que la intensidad a aplicar en los masajes es mucho menor que la aplicada en los entrenamientos.

Hay también una solución más profesional para estos casos.

Se tratan de las cintas elásticas de electroestimulación. 

Aquí tienes la de Compex, 

Cinchas de sujecion compex 4 unidades

Y estas dos son las cinchas de sujeción de electrodos de Globus. 

Cinchas de sujeción elásticas 80 x 400

Cinchas de sujeción elásticas 80 x 800

 

Estas sujetarán tus electrodo para que no se caigan cuando dejen de pegar y podrás sacarles muchas más aplicaciones.

Te dejo este video para que veas cómo realizar la operación aquí descrita y aprovechar al máximo los parches y electrodos de tu compex o globus.

Sé feliz

Pedro García

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInShare on Whatsapp