¿Microculombios o unidades de energía?

¿Microculombios o unidades de energía?

.

Como bien sabéis muchos de vosotros, yo soy un autodidacta con una curiosidad insaciable. Semana a semana he ido y continuo probando distintos programas con distintas combinaciones de alimentación, descanso y entrenamiento voluntario, anotando los resultados obtenidos en mí y en los deportistas a los que dirijo su entrenamiento, hasta que hemos conseguido el objetivo propuesto.

También he buscado mucha información sobre todo técnica, en los libros. Yo la verdad es que de electricidad no entendía mucho. No es que ahora sea un experto, pero sé más o menos cómo un calambre bien enfocado puede ayudarme a tener músculos más fuertes.

Pero ocurre que cuando uno se cree que sabe cosas, se encuentra con fantásticas personas que saben todavía mucho más.

Es el caso de Joan Rodríguez de www.bienestarycompeticion.com   licenciado en el INEFC de Barcelona, primer director técnico de Compex España, antiguo preparador físico del Celta y del Vigo Stick, actualmente  preparador físico del Coruxo F.C. y dirije también SportMed.

Hace unos meses me comentó un post que publiqué en www.arueda.com

En ese post escribía sobre la Condromalacia Rotuliana  y Joan me corregía sobre los “Microculombios”. Esta es la conversación que comparto con todos vosotros.   

“PEDRO GARCIA”

Según el compañero Piti Pinsach en su libro “Guía imprescindible de electroestimulación” dice que:

Cuando se desean obtener mejoras en el incremento del riego sanguíneo es importante observar que se provocan sacudidas musculares visibles. En los antiguos aparatos, que medían en Miliamperios (Ma.) y que habitualmente llegaban hasta 120 de intensidad máxima se recomendaba una intensidad entre 30 y 40 Ma. Si se trata de un aparato más moderno que mide en unidades de energía, suelen tener una energía máxima de 999 Microcouloms (Mc.). En este caso, una energía de 60 a 90 puede ya provocar sacudidas visibles y ser suficiente. Es preciso observar los efectos que provoca pues, lógicamente, no serán los mismos en unos grupos musculares grandes que en otros más pequeños.

Si Piti dice que son Microculombios y tú dices que no…

¿Puedes arrojarnos algo de luz en esta duda?

 

Gracias

Pedro García

 

 

“JOAN RODRIGUEZ”

Hola Pedro, que tal?
puede ser que haya alguien que confunda los microculombios con la escala que se ve en pantalla. No tienen nada que ver. Te detallo a continuación (es algo técnico por eso no creía que era el lugar para explicarlo):
Un impulso tiene una intensidad máxima de 120 mA y una cronaxia (anchura de impulso) máxima de 400 microsegundos.
Si multiplicamos la intensidad del impulso por el tiempo aplicado nos da la cantidad de corriente (120 x 400 = 48000). Como los impulsos tienen una parte negativa exactamente igual (para que la resultante eléctrica final sea cero, y no crear un campo eléctrico, y así poder trabajar con gente que lleve prótesis, elementos metálicos, etc), tendríamos que multiplicar esa cantidad de corriente por dos, 48000 x2= 96000; quitamos los ceros para pasarlo a microculombios y nos quedan 96, que es la cantidad máxima de corriente que suministra un compex (y hay modelos que no llegan a esa energía). Puedes comprobarlo en cualquier manual… de los que he tenido que responsabilizar
me cuando era consejero técnico de Compex, ya que una de las cosas imprescindibles  antes en compex, era el rigor científico.
A esos 96 microculombios, 
se le da un valor de 999, que es lo que se ve en pantalla, pero no quiere decir que estés aplicando una cantidad de 999 microculombios, si no llegaríamos a intensidades de 300 o 400 mA.
Espero haberme explicado, aunque es un tema algo complejo.
Si necesitas cualquier otra cosa, me cuentas.
Un saludo
Joan Rodríguez

 

De siempre he creído, por distintas lecturas en distintos libros, que lo que Compex pone en su pantalla, las barritas que suben cuando le das intensidad, son microculombios, pero no, estaba equivocado. Desde aquí OS PIDO DISCULPA por ese error y a partir de ahora los llamaré como se llaman, UNIDADES DE ENERGÍA.

Seguimos con la conversación mantenida.

 

“PEDRO GARCIA”

F antástico, una explicación magistral.
Muchísimas gracias
Decirte que soy un apasionado del deporte y hace unos años de manera autodidacta, con la ayuda de libros especializados y de distintos maestros, he ido aprendiendo algunas cosas de este maravilloso mundo de la electroestimulación.
La información de los microculombios vino de los libros estudiados, pero veo que según tu explicación está equivocado.
Con tu permiso tomaré estas notas de referencia para poder rectificar posibles errores futuros.

Como te he comentado, en lo relacionado con la electroestimulación casi podría decirse que soy autodidacta, muy especializado en el entrenamiento deportivo, y cada día aprendo cosas nuevas. Todos los entrenamientos y remedios que propongo lo he probado con éxito y me ha funcionado de maravilla, pero siempre es bueno escuchar y aprender de todo el mundo. Cambiaría todo lo que sé por la mitad de lo que ignoro.

Muchas gracias una vez más.
Recibe un cordial saludo y estamos en contacto.

Pedro García

 

“JOAN RODRIGUEZ

 

Es fenomenal que utilices la electro para entrenar, ya que casi todo el mundo la usa sólo para recuperar (tanto post-esfuerzo como lesión), perdiendo muchas ventajas que le aportaría.
Lo de los microculombios, 
no estoy seguro de qué libros hablas, pero concretamente el párrafo al que haces referencia en el libro que citas antes, está equivocado. Es totalmente erróneo. Verás que en ningún sitio, Compex escribe eso, esa cantidad de corriente es insoportable (excepto para lesionados medulares, que usan unas 500 veces más corriente ya que estimulan la fibra muscular directamente).
Y lo que hemos hablado, a seguir utilizando la electro para entrenar como haces desde hace tiempo y hacer que gente la utilice como un método más dentro del entrenamiento, que seguro que hay poca gente que le saque el partido que tú le sacas.
Saludos
Joan Rodríguez

Pues ya veis queridos amigos. Todo un experto y un profesional que trabajó y asesoró en Compex, ha compartido con  nosotros su experiencia y conocimientos.

Así que después de esta magistral explicación de Joan Rodríguez, a partir de ahora llamaremos “UNIDADES DE ENERGÍA” a las barritas que aparecen en la pantalla de nuestro compex, dejando a un lado la palabra MICROCULOMBIO

Perdón una vez más por el error y estamos en contacto.

Gracias Joan por tu ayuda y explicación.

Sé Feliz

Pedro García

Comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on Google+
Google+
0Share on LinkedIn
Linkedin

¿Necesitas un electroestimulador?

Te ayudaré a encontrar el mejor electroestimulador que se adapte a tus necesidades comprar un electroestimulador
También te puede interesar
Compex wireless y desconexión de electrodos Con la llegada de los nuevos compex wireless Sp 6.0, Sp 8.0 y Fit 5.0 te he preparado un video para que sepas cómo desconectar los electrodos sin que ...
Compex Wireless; ventajas y desventajas (parte 2) He tardado varios mese en preparar este artículo. Desde diciembre de 2011 que me entregaron el compex Wireless ganado en el concurso del "reto Cavendi...
Masajes con electroestimulación… cada vez que puedas (VIDEO) No todo el mundo tiene 20 minutos al día para estar sentado o tumbado y aplicarse un masaje tras un duro entrenamiento. Pero... ¿Es necesario estar s...
Electroestimulación y cable Mi; ¿El cable Mi sube la intensidad solo? Diferencia entre intensidad y cantidad Electroestimulación y cable Mi de compex. Aprende para qué sirve y cómo se usa
Compex nuevos Vs Compex antiguos ¿Qué relación o diferencia hay entre los Compex que trabajan con unidades de energía en lugar de miliamperios? ¿Hay diferencia entre ellos? ¿Es la ...
Entrenamiento con electroestimulación. Cuándo subir la intensidad Para que tu entrenamiento con electroestimulación sea efectivo, solamente tendrás que subir la intensidad de la contracción, dejando la de la relajaci...
Y eso de la electroestimulacion… ¿Quién dices que lo usa? Los profesionales del deporte son el espejo donde deseamos reflejarnos los aficionados. ¿Sabías que muchos de ellos utilizan la electroestimulació...
Electroestimulador y baterías. Parte 1 Si la batería de tu electroestimulador te da problemas y de verdad quieres entrenar con tu electroestimulador de manera seria y conseguir resultados, ...
Electroestimulación, hipertrofia y culturismo. ¿Mito o realidad? ¿Es la electroestimulación una herramienta capaz de aumentar la masa muscular? ¿Es capaz de crear una importante hipertrofia muscular? ¿Será capaz...
Los programas de masaje y TENS no sirven para quitar el dolor (Parte 2) En el artículo anterior veíamos que muchas personas que se compran un electroestimuldor lo hacen para tratar dolores. Una vez lo tienen, usan el TENS,...
Electroestimulación y heridas Cuando la piel tiene una herida no es recomendable hacer electroestimulación por una razón muy sencilla. Duele. Al estar dañada la piel, los nervios d...
Electroestimulador y baterías. Parte 2 Cuando agotas al máximo la batería de tu electroestimulador con programas de masaje, estás contribuyendo a alargar la vida útil de tu batería, ya que ...
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 comentarios en “¿Microculombios o unidades de energía?

  1. Jajaja. Muchas gracias por lo de “Loco”.
    El deporte me apasiona, y tener una herramienta que haga el 30% de tu entrenamiento muscular es un avance que en más de 20 años que llevo ligado al deporte no había visto nunca.
    Ese Compex Sport (Profesional) del que me hablas… tiene una pinta fantástica. ¿Todavía te queda alguno? jajajaja
    Gracias una vez más.

  2. Gracias por tus palabras, Pedro. Te voy a contar una anécdota sobre nuestras creencias sobre lo que la gente quería y la (cruda) realidad. Si bien en ese momento no había ni Youtube, ni Facebook, etc. (…difícil de concebir ahora), tuvimos unos resultados fabulosos, empezando de 0, con poquísima publicidad (y, desde luego, nada de TV), mucho márketing de guerrilla y un trabajo de campo bestial, formando también a cientos de vendedores (entre los que destacaría los del Corte Inglés, con quienes desarrollamos una relación realmente buena).

    Cuando lanzamos de Compex Sport-2 y el Compex Fitness, (creo que) en mayo de 1999, la neuroestimulación deportiva en España, no existía. Además, los aparatos tenían un precio micho más alto que el actual y …muchos menos programas (aunque sí los básicos que, al final del día, son los que se usan de verdad). Mis amigos me decían que estaba loco metiéndome en esto, que íbamos a fracasar.

    Tuve la suerte que mi formación técnica me la dio el mismísimo Dr. Pierre Rigaux (que actualmente lleva lo de Cefaly) y mi “mentor comercial” fue mi querido Lele Fasoli (q.e.p.d.), que había hecho un pequeño imperio en Italia. La realidad es que los italianos y los españoles nos parecemos bastante en cuanto a carácter y costumbres, incluyendo la de de compra. No quise reinventar la rueda y, con un gran equipo que se entregó en cuerpo y alma, aplicamos los sabios consejos de Lele.

    Nos empezó a ir bien y, en el período que estuve al frente de esta aventura (3 años), antes de irme a California, pasamos de no vender nada a vender …¡casi 2000 aparatos al mes!

    En el proceso (que es lo más interesante y donde se aprende más), otras marcas empezaron a aparecer en el mercado. Éramos, sin duda, los líderes, pero siempre mosquea …el aliento en el cogote.

    Entonces sacamos el Compex Sport-(Profesional). Con eso, nos íbamos a comer cruda a la competencia. Además de tener la programación de entrenamientos para docenas de deportes (que es la base de lo que ahora hay en el Compex Wíreless), con este aparato ¡el deportista/su entrenador podía crear sus propios programas! Y obtener estadísticas, etc. Estaba hecho con un manual que creo que era el mejor libro de neuroestimulación para el deporte que había y, si bien dejaba que se programaran muchas cosas, el sistema impedía cometer aberraciones (p.e., que se pudiera hacer un programa largo de fuerza explosiva, con contracciones largas y recuperaciones cortas, etc.).

    Pues bien, nuestra maravilla fue …un perfecto fracaso; el producto que menos se vendió de los que habíamos sacado. Fue bueno desde el punto de vista del márketing, para la imagen de marca, etc., pero no comercialmente: la mayoría de la gente no quiere complicarse la vida.

    Afortunadamente, siempre habrá “locos” como tú…

    Un abrazo.

  3. Estoy muy de acuerdo contigo
    Piti y Joan son dos magníficos profesionales.
    El parámetro de intensidad tiene que ser personalizado para poder avanzar. La experiencia me demuestra que generalizar cuando hablamos de un entrenamiento con electroestimulador, no beneficia a todo el mundo.

    En lo que no estoy de acuerdo es en que dices que el usiario final no le interesa los intríngulis… ¡¡¡Cada día quieren saber más cosas!!! jajajaja

    Es bueno que haya inquietudes.

    Un saludo y gracias por tu aportación

  4. Me veo obligado a intervenir en este mini-debate por 2 razones: 1) el tema en sí y 2) la reacción de Piti.

    Empecemos por lo segundo. Piti y Joan son dos activos catalanes, ambos licenciados en el INEFC; Piti es de mi quinta (aunque lo lleva francamente mejor que yo) y Joan unos 10 años menor, y con un estilo y trayectorias bastante diferentes y un punto en común …en donde aparezco yo: Compex. Joan y yo “cableamos” por primera vez a Piti en el despacho que teníamos en el Prat de Llobregat y, a partir de ese momento, se volvió un entusiasta de la neuroestimulación (prefiero ese término a electroestimulación) muscular. Piti fue agente de Compex y Joan fue el consejero técnico de la empresa. Con estilos diferentes, que han seguido manteniendo, uno más “showman”, iconoclasta y controvertido y otro más discreto, calmado y rigorista, cada uno hizo una excelente labor. En un equipo, se conjuntan las diferentes cualidades de sus miembros y todos salen reforzados. Ambos siguen siendo entusiastas de Compex, si bien las pasiones de uno (método de abdominales hipopresivos. http://www.pitipinsach.net) y de otro (www.vertimax.es, http://www.sportmed.es), han seguido otros derroteros, buscando nuevos métodos para progresar en la actividad física.

    Sigo manteniendo excelentes relaciones con Piti, y de Joan puedo decir que se ha convertido en uno de mis mejores amigos.

    En la época, Joan -que, para mí, es la persona que más sabe en España de neuroestimulación muscular aplicada al deporte- co-escribió 2 libros sobre el tema.
    Años más tarde, Piti, escribió otro y, siguiendo su propia lógica, no consultó a Joan que vivía y segue viviendo en la misma ciudad que él y, de alguna manera, fue su maestro en el tema. Pero …no seamos hipócritas: los tres sabemos que pasaron cosas no siempre agradables y a Joan nadie tiene nada que reprocharle, sino todo lo contrario.

    Sobre el tema en sí, obviamente, la especialidad de Piti no es la electricidad, sino, en este caso, una aplicación concreta, llamada neuroestimulación. Cuando se preparan los programas de neuroestimulación muscular, se tienen en cuanta varios parámetros: 1) la frecuencia, en Hz, dependiendo el tipo de fibra nerviosa que se quiera estimular; 2) la anchura del impulso, en μS, dependiendo de la cronaxia del músculo (los músculos de mayor tamaño, con una mayor cronaxia que los de menor tamaño, las diferentes cronaxias de un individuo grande, mayores que los de otro de menor talla, etc.); 3) la duración de las sacudidas o contracciones, la de los períodos de descanso, ambas en segundos y 4) la duración del programa y de su descanso, en minutos. La parte que no se suele programar es la intensidad. Y eso por 3 razones: es mejor que cada individuo se acostumbre y lo haga progresivamente; las necesidades pueden cambiar de programa a programa y es una cuestión también muy individual y también depende del estado físico de la persona: si lleva un tiempo entrenando, irá fácilmente a intensidades altas y, si lleva un tiempo sin entrenar, viene de una lesión, etc., irá poco a poco.
    En cualquier caso, la intensidad se traducirá en el reclutamiento de fibras: cuanto mayor sea la intensidad, más fibra se reclutará (en profundidad) y se efectuará un mayor trabajo.
    En general, si se logra trabajar a intensidades altas, con la neuroestimulación se reclutará más fibras que “en voluntario” y por eso deportistas serios pueden llegar a tener agujetas y, sobre todo, a mejorar usando apropiadamente la neuroestimulación en el entrenamiento.

    Como se ha comentado, la unidad de la intensidad, en este caso, es el mA (miliAmperio).

    En Compex (en un momento en el que yo estaba lejos) se quiso sofisticar la cosa, para que la progresión en la intensidad fuera más paulatina (e imagino que también por razones de márketing) y se creó para la ocasión, una unidad de “energía”, con el lanzamiento del Compex Energy y luego de aplicó a toda la gama.

    Dicho esto, en la práctica, no cambia mucho la cosa: en entrenamiento muscular, cuanto más se suba la intensidad, más fibra se recluta y mejores serán los resultados. Para recuperación, anti-dolor, descontracturante, etc., si se llega a una buena sacudida, ya es suficiente y eso es lo que necesita saber el usuario final, a quienes no creo que les interese los intríngulis de los programas, si bien es información que sí podemos dar…

    No es bueno, pues, recomendar cifras de intensidad en general, sino que hay que verlo, caso por caso.

  5. Hola Piti
    Es un honor para mí que un maestro de la electroestimulación como tú colabores y nos enseñes a todo.
    Sin duda alguna todo un especialista, un mago y un pionero en esto de la electroestimulación.
    Gracias por tu aportación.
    Un fuerte abrazo

  6. Muchas gracias a Joan por la aclaración que agradezco enormemente y que tendré en cuenta rectificar en la próxima edición.
    Lamento que, conociéndonos desde hace más de 10 años, habiendo trabajado juntos, viviendo en la misma ciudad y teniendo todos mis datos, no me lo haya hecho saber antes pues lo habría corregido en la segunda edición.
    Sabéis que me tenéis para todo lo que estiméis pueda ser de vuestra ayuda y para ello está mi teléfono 609368176, email piti.pinsach@gmail.com y casa Torre de Toralla 19-20 Isla Toralla, VIGO a vuestra entera disposición.
    Un abrazo,
    Piti Pinsach
    D.E.A. Morfología Médica
    Ldo. Ciencias de la Actividad Fïsica y el Deporte – Colegiado 7467
    Director Internacional de Formación del Método Hipopresivo
    Profesor de la Organización Internacional de Neuromyostatica
    Miembro del Instituto Internacional del Deporte y de las Ciencias Aplicadas
    Miembro de la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad
    Member of the Society of Anti-Aging Medicine
    Tel 0034 609368176 / 0034 986460590
    http://www.pitipinsach.net

  7. Hola Pedro,

    como siempre, gracias por tus aportaciones a este mundo. Creo que es importante que nos ayudemos y aportemos lo que podamos.
    Mucho ánimo con el blog, que está currado.
    Un saludo
    Joan