Masaje con electroestimulación

Masajes con electroestimulación… cada vez que puedas (VIDEO)

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn

¿Tienes un electroestimulador y no abusas de el para los masajes? Lo estás infrautilizando.

Soy consciente de que no todo el mundo tiene 20 minutos para aplicarse un programa de masaje sentado en una silla o tumbado en la cama, pero… ¿y si lo pudieras hacer de pie mientras haces las cosas de la casa?

Recuerdo con mucho cariño mi paso por los Tándem de la ONCE. Estuvimos viajando por toda Europa representando a España e incluso pasamos a América, concretamente a Atlanta, a participar en las Paralimpiadas del año 96. En la primera etapa de los Tándem, tuve como entrenador a Juan Carlos Pérez Queiruga,  muy respetado tanto en la Federación Española de Ciclismo como en Latinoamérica. El repetía una y otra vez la siguiente frase:

HAY QUE SER EGOISTA CON EL DESCANSO

Mi madre me decía de pequeño que no tenía que ser egoísta, ya ahora venía mi entrenador y me decía que tenía que ser egoísta… Demasiada tralla para la cabeza de un adolescente…

Claro que cuando eres joven, te da todo igual. Puedes estar toda una noche entera de marcha y al día siguiente ir a jugar un partido de fútbol. Te echas una siesta y cuando te levantas, tienes energía para otra noche de marcha.

Pero con 40 años eso ya no pasa. Es otra historia. Con esta edad es posible que tengas la misma o más fuerza que los chavales de 18–20 años, pero ellos van con ventaja. Necesitan la mitad de tiempo para recuperar. Su organismo va más rápido y tiene una velocidad supersónica para la recuperación y la asimilación de los entrenamientos. Sin embargo, nosotros los cuarentones, a más edad, más despacio va nuestra regeneración muscular. Es evidente que necesitamos más tiempo para recuperar que los jóvenes.

Es ahora cuando me viene a la mente continuamente la frase de Juan Carlos Pérez:

HAY QUE SER EGOISTA CON EL DESCANSO

Por eso, cada vez que tengo oportunidad, utilizo mi electroestimulador para darme un masaje y hacer que la sangre llegue a los músculos con nutrientes para que por un lado me regeneren después del ejercicio realizado y por otro limpien la suciedad generada durante el entrenamiento.

Tener tiempo para entrenar, atender a los niños, preparar la comida, ir a la compra, hacer las cosas de la casa… y encima buscar 20 minutos para estar sentado mientras te das un masaje… es mucha tela, pero ¿Quién ha dicho que tengas que estar en un sillón para aplicarte un masaje de electroestimulación?

Cada vez que yo llego de un entrenamiento, cojo mi compex wireless y me lo conecto. Selecciono el Recuperación Plus y paso a realizar las tareas que me toquen, incluso he llegado a ir a comprar con el puesto (con un pantalón de chándal encima)

De esta manera no necesito mucho tiempo para dedicarme exclusivamente a la recuperación muscular. Es tiempo compartido y aprovechado. Cuando acaba el programa, vuelvo a ponérmelo para seguir recuperando. Dos veces seguidas.

Si tú no tienes un electroestimulador compex inalámbrico, de los que no llevan cables, también podrás hacer tu masaje. O bien con la pinza que alguno de ellos traen, la conectas en tu cinturón y realizas tus cosas de la casa, o bien te haces de una pequeña mochilita, colocas ahí tu electroestimulador con cuidado de no doblar los cables. Que queden estos colgando, sin excesivas dobleces para no dañarlos.

Aquí tienes que tener muchísimo cuidado para que no se enganchen los cables cuando pases cerca de la cama, de alguna silla, al levantarte… Trata de que estén lo más estirado posible para que no queden con mucha comba. Así no se engancharán a ningún sitio.

Echa un vistazo a cómo lo hago yo. He cogido esta vez un Compex Energy con cables para que veas de la manera que se puede hacer. Evidentemente con los wireless es mucho más sencillo, pero esta forma también es muy válida para buscar la aceleración de la regeneración muscular tras un entrenamiento duro.

NO DEJES DE SER EGOISTA CON TU RECUPERACION PERO OJO, NO ABUSES DE LOS MASAJES.  

En el siguiente artículo te hablo sobre ello.

Sé Feliz

Pedro García

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn