Utilizar al menos dos baterías para entrenar electroestimulacion

Electroestimulador y baterías. Parte 1

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn

A ver si te suena esta situación:

Te toca entrenar “Resistencia Aeróbica” o cualquier otro programa de fuerza con tu electroestimulador. Sacas los parches o electrodos de la nevera (recuerda que es el mejor lugar para conservarlos) y comienzas a colocártelos en el punto motor de cada músculo. Colocas los cables y enciendes el electroestimulador. Notas que la señal de carga de la batería está por la mitad, pero deduces que no habrá problema para realizar la sesión de entrenamiento.

Selecciones el programa, indicas el nivel, quitas el calentamiento y das al botón de comenzar. Empiezan las contracciones. Poco a poco vas subiendo la intensidad pero sucede que cuando llevas tan solo unos minutos de entrenamiento de electroestimulación, tu electroestimulador se para. Miras qué sucede y observas que la barra de carga de batería está a cero. No puedes seguir trabajando.

Esto ocurre muy frecuentemente con los electroestimuladores, que el indicador de carga de la batería no corresponde a la realidad. Crees que tendrás para realizar un entrenamiento completo pero te deja a medias.

Una vez que ocurre esto, lo normal es poner el electroestimulador a cargar, y dependiendo de tu cargador, esta operación te puede llevar desde un par de horas hasta casi un día entero.

Desde Electroestimulación Deportiva te quiero enviar un consejo que te va a ayudar tremendamente a la hora de avanzar y obtener resultados.

Si de verdad quieres entrenar con tu electroestimulador de manera seria y conseguir resultados, tendrás que ir pensando en tener otra batería de repuesto. No puedes perder un día de entrenamiento por culpa de la batería. Es por ello que tendrás que ser previsor y si no la tienes ya, sería interesante pedir a los Reyes Magos o en tu próximo cumpleaños, una batería de repuesto que te ayude al menos a terminar los entrenamientos.

El motivo es muy sencillo. Si tienes que hacer un trabajo en el que mezclas varios programas para conseguir un objetivo concreto, por ejemplo, en un dolor de espalda, que te apliques “TENS” para eliminar el dolor y después “Descontracturante” para suavizar la contractura, o por ejemplo realizas entrenamiento de potencia pura más un masaje para recuperar el músculo, si utilizas los dos programas por separado no tendrán el mismo efecto que si los realizas juntos.

Si la batería de tu electroestimulador te deja a medias de un entrenamiento y al día siguiente u horas más tarde lo continuas, posiblemente estés sobrecargando al músculo al no darle el tiempo suficiente para recuperar, (porque el que no hayas realizado el programa entero, no quiere decir que tus músculos no hayan trabajado), por lo que el resultado de ese entrenamiento no habrá sido el más adecuado para conseguir tus objetivos.

Recuerda, si quieres entrenar de manera seria la electroestimulación, al menos ten otra batería de repuesto para no quedarte colgado.

Puncha en el siguiente enlace de electroestimulación para ver otro artículo sobre baterías para el electroestimulador

Sé Feliz

Pedro García

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn