utilización y aprovechamiento de baterias de electroestimulador y electroestimulacion

Electroestimulador y baterías. Parte 2

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn

Si solamente tienes una batería para trabajar con tu electroestimulador, puede ocurrir que cuando comiences a entrenar con un programa de fuerza como puede ser el “Resistencia Aeróbica” o el “Fuerza Resistencia”, la batería se venga abajo y no te deje ni siquiera comenzar tu sesión de electroestimulación, aunque el indicador de batería de tu electroestimulador indique que tienes carga suficiente para realizar el entrenamiento.

Cuando esto ocurre,  lo más normal es poner a cargar la batería para seguir con el entrenamiento o continuarlo otro día.

Me gustaría desde Electroestimulación Deportiva compartir un truco para alargar la vida útil de las baterías y de esta manera poder aprovecharla más.

En primer lugar , como hemos visto en un ARTÍCULO ANTERIOR, te recomiendo que tengas otra batería auxiliar o de emergencias para que puedas acabar con tus entrenamientos. Es un consejo un poco caro pero si estás decidido a aprovechar y sacar el máximo partido  a tu electroestimulador, es algo totalmente necesario.

En segundo lugar, una vez que tu batería no puede realizar un entrenamiento, si te fijas, minutos después parece recobrar vida y cuando la pones a funcionar te dice que sí que tiene carga. Esa carga no te permitirá hacer entrenamientos de fuerza como el “Resistencia”, “Fuerza Resistencia” o “Hipertrófia” o “Body Building”, pero sí que te permitirá realizar masajes.

Mi consejo es que aproveches el resto de esa carga de batería para darte masajes y probar todos los programas de recuperación. De esta manera, mientras estás delante del ordenador o mientras que ves tu programa favorito de televisión junto a tu pareja, estarás dando descanso y recuperación a tus Lumbares, Espalda, Piernas o Gemelos.

Cuando realizas esta operación estás contribuyendo a alargar la vida útil de tu batería, ya que cuanto más agotada esté la batería, a la hora de cargarla, más carga cogerá y menos “efecto memoria” tendrá. Aunque estas baterías no suelen tener el “efecto memoria”, por experiencia he probado que si llegas a agotarla del todo antes de recargarla, el tiempo y la capacidad de carga es mayor, mientras que si cargas la batería sin que esta esté del todo agotada, su vida se puede acortar hasta en un 50%.

¿Que cómo lo he comprobado?

Muy fácil,

La prueba la realicé con dos baterías.

-Una la cargaba cada vez que me lo pedía el electroestimulador, es decir, cada vez que iniciaba un programa y me decía en la pantalla que la batería estaba descargaba.

-La otra batería, cuando el electroestimulador me indicaba que ya no tenía carga,  la utilizaba para dar masajes hasta quedarla totalmente agotada.

A los 4 meses, la primera batería tan sólo me permitía 2 horas de entrenamiento a alta intensidad (por encima de 300 microcolumbios) sin quejarse, mientras que la otra me dejaba realizar hasta 4 horas.

Ya sabes, si tienes oportunidad, descarga del todo la batería de tu electroestimulador con programas de masajes, que son menos agresivos que los de fuerza y necesitan menos recursos para que tu electroestimulador funcione.

SI ESTAS PENSANDO EN COMPRAR UN ELECTROESTIMULADOR Y NO SABES CUAL ES EL QUE MEJOR SE ADAPTA A TUS NECESIDADES, CUÉNTAME QUÉ ESTÁS BUSCANDO Y TE AYUDARE A ELEGIR LA MEJOR OPCIÓN PARA TI. PINCHA EN EL SIGUIENTE ENLACE

http://electroestimulaciondeportiva.com/descubre-que-electroestimulador-se-adapta-mejor-a-ti

Sé Feliz

Pedro García

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn