Te pican los parches electroestimuilacion deportiva

¿Te pica la piel después de usar tu electroestimulador? Parte 1

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest5Share on LinkedIn1

Si te pica la piel cuando haces electroestimulación, pueden ser dos cosas. Una es la hidratación.

La verdad, es que somos unos desorganizados con nuestro cuerpo y muchas veces no nos damos cuenta de las señales de alerta que éste nos envía.

Hace unos años, yo no era capaz de trabajar ni a la mitad de la intensidad con la que entreno actualmente. La piel ( ojo, la piel, no el músculo) me dolía cuando hacía electroestimulación y se me ponía muy roja la zona donde estaba el electrodo. Yo le echaba la culpa siempre a los parches, que se gastaban con facilidad. Incluso en la primera etapa de parches de plata, me sucedía algo parecido. El electrodo de plata seguía pegando después de tres meses de uso, pero a mí la piel me dolía.

Al acabar las sesiones de electroestimulación la piel estaba roja. Bueno… yo lo achacaba a que la electricidad, al pasar por el parche y llegar al músculo, hacía que la piel se pusiera roja. En ese detalle me fijaba mucho y no sabía cómo  hacer para que la piel dejase de dolerme. Otro detalle al que no le daba importancia pero me estaba diciendo que algo no iba bien, era que cada vez que me rascaba, en mi piel se quedaban señales como de “arañazos” o “raspaduras” por donde habían pasado las uñas. No sé si te pasará a ti esto, pero eso sucede cuando la piel está muy seca. Al rascarte, te quedas la piel señalada.

Haz una prueba:

Pasa las uñas (suave) por el brazo o la pierna y observa. Si queda en la piel marca por donde han pasado las uñas, tu piel te está diciendo que necesita hidratación.

Yo siempre he sido un tipo que ha bebido mucho. Hago deporte y bebo en abundancia cuando practico alguna actividad, casi un litro por sesión de entrenamiento, más luego el resto de líquidos que tomo a lo largo del día, por lo que la falta de hidratación no iba conmigo

Hasta que descubrí el libro “ La encima Prodigiosa” de Hiromi Shinya. En este libro, entre muchas cosas interesantes, habla de la importancia que tiene el agua en nuestro cuerpo. Pone un ejemplo con las plantas. Cuando una planta está mustia por falta de agua, hace mucho tiempo que debería de haber sido regada. Lo mismo pasa con nuestra piel. Cuando bebes poco y no te hidratas bien, el cuerpo ahorra agua y comienza este ahorro por aquellos lugares que son menos peligrosos para tu salud. El primer lugar donde se nota la restricción de agua es en la piel.

Cuando eso sucede, cuando tu piel está seca, hace mucho tiempo que tenías que haber tomado medidas (como le sucede a las plantas).

Bueno, pues yo me puse manos a la obra y cada día empecé a beber 2 vasos de agua por la mañana, 2 a media mañana, 2 a media tarde y 1 a última hora de la tarde.

Todo cambió. Mi piel dejó de estar seca, pasaba las uñas por la piel y no quedaban marca, pero lo mejor de todo de cara  a la electroestimulación, es que podía entrenar a más alta intensidad sin que la piel me doliera. Ya era el músculo el que soportaba todo el trabajo. Mi entrenamiento no estaba limitado por el dolor de la piel.

Es posible que no seas consciente de este detalle, pero nuestra piel, por supuesto nuestro cuerpo, necesita agua. Es más, con la electroestimulación, es importante aumentar la ingesta de agua. La electricidad se transmite mucho mejor en un músculo hidratado que en un músculo seco. Reacciona mejor el músculo.

Un detalle importantísimo para los que tienen Compex con tecnología Mi. En el escaneo que hace el cable o los módulos Mi,  aparte de calcular la distancia que hay entre tu cabeza y el músculo, se mide también el estado de hidratación del músculo. Cuanto mejor hidratado esté tu cuerpo, más fiable será el parámetro para el entrenamiento que te dará el cable Mi, ajustando mucho mejor ese entrenamiento a tu estado actual del músculo.

No dejes de hacer buenos entrenamientos o masajes totalmente adaptados a ti por no tener la precaución de tomar agua en su momento.

Ojo, que agua es agua, no es zumo, ni café, ni otro tipo de bebidas… Agua…

Bueno, pues ya sabes cuál puede ser una de las cosas por las que te pica la piel. En el siguiente artículo, te cuento más.

Sé Feliz

Pedro García

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest5Share on LinkedIn1