Hidratación y electroestimulación.

Hidrátate antes de hacer electroestimulación y tendrá mejores resultados

Hay una cosas muy importantes que debes de tener en cuenta en tu día a día y sobre todo cuando realizas electroestimulación.

Más de la mitad de tu cuerpo es agua.

  • La piel contiene un 72%
  • La sangre un 83%
  • Los órganos como el corazón, hígado o riñones son agua entre un 70 y un 80%
  • Pulmones un 80%
  • En los huesos hay sobre un 22% de agua
  • Los músculos se componen por un 76% de agua
  • El tejido graso es un 10%
  • Y el cerebro tiene un 75% de agua

Si quieres tener una sesión de electroestimulación cómoda y efectiva debes de tener presente que más de la mitad de tu cuerpo es agua

En la electroestimulación principalmente intervienen la piel y los músculos

La piel tiene un 72% de agua y los músculos un 76%.

Casi las tres cuartas partes de los principales actores que intervienen en la electroestimulación, está compuesta por agua.

¿Sabes qué significa esto?

¿Te imaginas realizar una sesión de electroestimulación sin tener la suficiente cantidad de agua en tu cuerpo?

¿Sabes que la electricidad se transmite mejor por un cuerpo bien hidratado?

¿Empiezas a ver la conexión entre hidratación y electroestimulación?

Importancia de la hidratación

Tu cuerpo es aproximadamente un 60% agua. Si te faltara solo un 10% de agua, tendrías serios problemas de salud. Esto hace al líquido elemento esencial para que todas nuestras funciones celulares se ejecuten correctamente.

Y es más importante la función celular que la muscular porque el músculo se compone de millones de células.

Si tus células están sanas, tus músculos están sanos.

Pero si tienes una mala función celular, es imposible que tengas una buena función muscular.

Perdemos de dos a tres litros de agua al día simplemente por respirar. Esta cantidad aumenta si hace ejercicio y sudas.

Cuando tus células están adecuadamente hidratadas, son más eficientes y funcionan mejor, pudiendo elimina con mayor facilidad a través de la orina los desechos que no necesita tu cuerpo.

Unas células hidratadas eliminan mejor los desechos y esto da como resultado un mayor rendimiento muscular

El agua ayuda a llevar nutrientes a las células, hidrata el músculo y mantiene la piel flexible, pero también ayuda a eliminar todo tipo de desechos celulares y musculares.

¿Por qué es tan importante la hidratación?

Un atleta que quiere mantener un buen rendimiento sabe que debe de tener una hidratación adecuada.

La falta de hidratación alterar el rendimiento de los músculos y puede provocar calambres y contracturas en el mejor de los casos, llegando a producir en casos más extremos lesiones graves como roturas musculares.

Una mala hidratación hace que la sangre sea más espesa, impidiendo una correcta oxigenación muscular y entorpeciendo la llegada de nutrientes a las células, lo que se traduce en fatiga y un bajo nivel de energía.

El agua juega un papel fundamental en el rendimiento muscular, en la absorción de alimentos, en la salud de la piel, en las articulaciones y en todos los órganos

Hidratación y recuperación

Cuando entrenas, sea con el electroestimulador o de manera voluntaria, sometes a tu cuerpo a un tipo de estrés bueno (que no deja de ser estrés) y creas pequeñas microrroturas musculares.

Es en el descanso reparador cuando tu cuerpo no solo asimila ese entrenamiento (reconstruye y fortalece los músculos) sino que repara los daños musculares (recupera tejidos dañados y repone las reservas de energía de glucógeno) para poder afrontar la siguiente sesión.

Cuando descansas es el momento en el que tu cuerpo se hace más fuerte. La recuperación permite que los músculos sanen y crezcan

Saltarte la recuperación, el exceso de entrenamiento y la falta de descanso, dañan el músculos debido al alto nivel de estrés que soportan (sobreentrenamiento, dolores articulares y musculares crónicos, problemas para dormir, mala función del sistema inmunológico y hormonal, fatiga crónica…)

Para que la recuperación sea efectiva y los procesos reparadores se lleven a cabo correctamente, es necesario tener una hidratación adecuada.

La recuperación muscular sucede cuando tu cuerpo descansa lo suficiente para sanar y repararse a sí mismo, creando una adaptación al estrés, rellenando los niveles de energía para el siguiente entrenamiento y regenerando músculos, tendones y ligamentos.

Relación entre electroestimulación e hidratación

Como te explicaba al principio del artículo, cuando haces electroestimulación la aplicas sobre la piel y los músculos, pero también intervienen las células (mitocondrias).

La piel tiene un 72% de agua y los músculos un 76% y las células no eliminan desecho correctamente ni producen energía si no están bien hidratadas.

Casi las tres cuartas partes de los principales actores que intervienen en la electroestimulación, está compuesta por agua.

¿Qué ocurre si realizas electroestimulación con una pobre hidratación?

Ocurren muchas cosas y ninguna de ellas buena.

En la piel

La piel es órgano más grande del cuerpo por el que entra la electricidad del electroestimulador. Para que el nervio sea excitado por el impulso eléctrico y este haga contraer al músculo, la electricidad debe de pasar primero por la piel.

Si la piel no está correctamente hidratada, sucederán dos cosas.

Primero que no se transmitirá bien la electricidad.

Segundo que te picará y será incómoda la electroestimulación.

Cuanto mejor hidratado esté tu cuerpo, menos te molestará la electroestimulación. Menos te picará la piel.

¿Te pica la piel después de usar tu electroestimulador? Parte 1

 

En el músculo

Cuando tus músculos no están bien hidratados, no pueden rendir al máximo y lo peor de todo es que no pueden recuperar correctamente.

Si tienes una mala hidratación y ejecutas un entrenamiento exigente (como el que realiza la electroestimulación) puedes llegar a tener peores resultados de los esperados.

  • Las contracturas y las lesiones musculares aparecen con mayor frecuencia cuando no existe una buena hidratación muscular
  • Te costará más subir intensidad
  • La recuperación es más lenta o deficiente
  • Si utilizas cable Mi sensor de compex, puede dar error de lectura ya que la electricidad no se transmite bien por el músculo como vimos en el artículo anteriormente citado.

En la célula

Hemos dicho que la célula necesita estar perfectamente hidratada para poder eliminar los desechos y producir energía.

Tu nivel de fuerza, de recuperación, de energía… depende del estado de tus células.

La energía que necesita tu cuerpo se produce en las mitocondrias. Estas son las que crean el ATP o la «gasolina» necesaria para el funcionamiento celular.

Si la función celular está dañada por una mala hidratación, no podrán crear el combustible que tus músculos necesitan para tener fuerza pero sobre todo para poder realizar una recuperación de calidad.

De los tres actores que intervienen en la electroestimulación, sin duda alguna las mitocondrias son las más importantes ya que si no están saludables, nada en tu cuerpo funcionará bien.

Recarga de ATP tus mitocondrias con microcorriente

¿Cómo me hidrato antes de realizar electroestimulación?

No deberías pensar en hidratarte antes de hacer electroestimulación. Tienes que llevar una rutina a lo largo del día para que tu cuerpo tenga la suficiente cantidad de agua que le permita funcionar correctamente.

Frutas y verduras tienen un alto porcentaje de agua que te ayudan a mantener el nivel de hidratación. Y además te aportan vitaminas y minerales, fundamentales para todo proceso de recuperación y regeneración.

Hidratarse es mejor que beber

Con respecto a la cantidad de agua a tomar, unos dicen que dos litros, otros que si haces ejercicio y sudas mucho tienes que tomar al menos a los cuatro litros… lo que sí está claro es que tomes la cantidad que tomes, evita bebidas azucaradas, con alcohol y con gas o zumos industriales. Mejor agua pura.

Si tienes alguna duda sobre si estarás o no estarás hidratado antes de aplicar tu sesión de electroestimulación, te cuento un truco que yo hago cada vez que entreno.

Antes de comenzar mi sesión de electroestimulación, tomo medio litro de agua.

Una vez la he tomado, me pongo los parches, conecto los cables y comienzo.

Con esa cantidad de agua me aseguro de que mi piel, mis músculos y mis células, están correctamente hidratadas para esa sesión de electroestimulación.

Al terminar, tomo otro medio litro de agua.

Con esto tengo la certeza de que mis músculos tienen suficiente agua para:

  • Asimilar el entrenamiento
  • Comenzar con la eliminación de toxinas producidas en el entrenamiento
  • Mis células funcionan correctamente para eliminar toxinas
  • Activación celular de los procesos de creación de energía y ATP
  • Reducción del tiempo de recuperación muscular

La hidratación es fundamental para una excelente recuperación.

Las recuperaciones deben de ser tan exigentes como tus entrenamientos.

Bebe agua antes y después de cada entrenamiento o masaje y notarás la diferencia.

Sé Feliz

Pedro García

Foro

Aquí encontrarás cientos de preguntas y respuestas relacionadas con la electroestimulación

Entrenamientos

Conoce cómo la electroestimulación puede ayudarte a conseguir tus objetivos (deportivos, estética, dolor, lesiones...)

Zona Reservada

Al comprar tu electroestimulador en mi tienda tienes acceso a la información de la ZONA RESERVADA

Más artículos de electroestimulación...

Comparte con tus amigos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on email

Deja un comentario

¿Quieres recibir las mejores ofertas y los últimos artículos del blog?

Entrenamientos Belleza Rehabilitación Masajes Glúteos Hipertrofia Grasa abdominal Anti-Dolor Parches baratos Trucos Accesorios

Oferta 2x1 en parches

Dias
Horas
Minutos
Segundos

Compra 1 y llévate otro de regalo*

*Oferta disponible al poner en notas del pedido

"OFERTA 2x1"

Abrir chat
1
¡¡¡Hola!!!
¿Estás buscando algún producto y no tienes claro cuál es el que mejor se adapta a ti?

¿Quieres que te ayude?