Perder peso con electroestimulación. Fuente imagen sxc.hu

Perder peso con electroestimulación: ¿Es posible?

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInShare on Whatsapp

Perder peso con electroestimulación es posible.

Tan sólo hay que seguir una serie de pautas que te ayudarán a que esa pérdida de peso sea más efectiva.

Frecuentemente recibo correos electrónicos de personas que quieren perder peso con electroestimulación, sobre todo mujeres.

Me realizan pregunta de este tipo:

  • un electroestimulador quema la grasa?
  • un electroestimulador transforma la grasa en músculos?
  • la electroestimulación me puede ayudar a perder peso?

Vamos por parte.

¿La electroestimulación quema la grasa?

La respuesta es NO. Esto no es Fairy, el milagro anti grasas, que con sólo ponértelo la grasa desaparece.

Cuando algunas personas me preguntan esto, me viene a la cabeza la imagen del tipo de teletienda, viendo la tele mientras hace la electroestimulación, como insinuando que esto te lo pones y listo, la grasa se va. Le faltan unas palomitas o unos panchitos al lado para hacerlo todavía más comercial. Recuerda que la grasa la tienes que quemar tú y no hay nada que la queme por tí.

Lo que sí que hace la electroestimulación es ayudarte en el proceso de quema de grasa.

Acelera muchísimo este proceso, pero por sí sola, la electroestimulación no quema grasa.

¿Un electroestimulador transforma la grasa en músculo?

La respuesta es NO. Aquí estaría perfectamente representado el símil, “confundir el tocino con la velocidad”.

La grasa es grasa y el músculo es músculo. La grasa es aquello que has ido almacenando por haberte creado malos hábitos durante mucho tiempo; comer mal, comidas de mala calidad y mucha cantidad, no hacer ejercicio, llevar una vida sedentaria… El músculo es todo lo contrario. Es aquello que has construido gracias al trabajo, la dedicación y el esfuerzo.  La grasa no se convierte en músculo. La grasa va por un lado y el músculo por otro.

¿La electroestimulación ayuda a perder peso?

La respuesta es Si, Si, Si. Perder peso con electroestimulación Sí que es posible. Siendo constante en la alimentación, haciendo regularmente algo de ejercicio (con caminar es suficiente pero si corres, montas en bici, nadas, haces elíptica… mucho mejor), y usando el electroestimulador, sí que se pierde grasa.

Claro, me puedes decir: “haciendo ejercicio y llevando una alimentación sana, también puedo perder peso. Para esto no me hace falta un electroestimulador

Es cierto, pero el electroestimulador te ayuda a acelerar ese proceso de quema de grasa. Una de las razones por las que te ayuda es que al tener los músculos más tonificados, más fuertes, más duros, estos demandan más calorías cada día. A más masa muscular, más calorías basales necesitas. Las calorías basales son las calorías diarias necesarias para estar vivo, para respirar, para que todos tus órganos trabajen y realicen sus funciones. Aparte de estas calorías, también hay que restar las que quemas con el ejercicio físico y con la rutina de tu día a día.

¿Es necesario ganar mucho músculo?

Ojo, no estoy diciendo que tengas que crearte mucha masa muscular como si fueras un chico duro de gimnasio, que ninguna chica se me asuste. Estoy diciendo que incrementando tu tono muscular, (es decir, consiguiendo que tus músculos sean más eficientes) tu cuerpo quemará más calorías, por lo que si llevas una alimentación sana y realizas algo de ejercicio cada día (con caminar una hora es más que suficiente), habrá déficit de calorías dentro de tu cuero y esas calorías que hacen falta para acabar tu jornada, las cogerá el organismo de la reserva de grasa que tiene almacenada. De esta manera será mucho más sencillo perder peso con electroestimulación.

Un músculo fuerte quema más calorías

Otro de los motivos por los que perder peso con electroestimulación es efectivo es porque a músculos más fuertes, serás capaz de realizar tu ejercicio voluntario con mayor intensidad, cosa que te hará quemar todavía más calorías; caminarás o correrás más rápido, irás en bici a más velocidad, levantarás más peso en el gimnasio, harás más intensa la clase de spinning o de steep… Te cansarás menos y podrás aplicar más intensidad. De esta manera también quemarás más calorías.

Por último está la opción de utilizar la electroestimulación en la zona abdominal con programas específicos como el Lipólisis. Este tipo de programas lo que hace es estresar los adipocitos de grasa y la predispone para que sea utilizada como combustible con mayor facilidad.

Al estar la grasa más “líquida” debido al efecto de la electroestimulación en la zona abdominal, no necesitas tanta intensidad ni tanta cantidad de ejercicio para quemar grasa. Realizando electroestimulación mientras caminas, por ejemplo con una faja colocada en los mayores depósitos de grasa de tu cuerpo, la zona abdominal, estarás predisponiendo esa grasa para que sea utilizada como combustible por tu cuerpo. De esta forma y con esta combinación de electroestimulación y de ejercicio voluntario, consumirás más grasa en cada sesión de entrenamiento específico (electroestimulación y voluntario).

En este caso sí que se puede decir que la electroestimulación sirve para quemar grasa. 

También se puede hacer con los electrodos, pero ojo, recuerda que el sudor y el adhesivo de los parches… no se llevan bien.

Esto de la electroestimulación no hace magia ni hace milagros, pero bien aplicado y con constancia, reporta a nuestro cuerpo en poco tiempo muy buenos resultados.

Perder peso con electroestimulación es posible, pero tienes que poner de tu parte. 

Sé Feliz

Pedro García.

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInShare on Whatsapp