La electroestimulación puede que no cure, pero te da calidad de vida

La electroestimulación puede que no cure, pero te da calidad de vida

Llevo unas semanas recibiendo una serie de correos esperanzadores y llenos de positividad y me gustaría compartirlos contigo.

Cómo la Electroestimulación te ayuda en la recuperación de la Salud Física

Se puso en contacto conmigo Javier, un chaval con muchos problemas musculares que le impedían llevar una vida “normal”.

Comenzó hace años con un leve pero molesto dolor en la zona lumbar.

No le hizo mucho caso debido a la cantidad de trabajo y al estrés de cada día. Si le dolía mucho, se tomaba un calmante y listo.

Un par de años después le diagnosticaron hernia en L5.

Como no podía hacer casi ningún ejercicio físico, también empezó a tener molestias en las rorillas debido al bajo tono muscular de sus piernas.

Entre el dolor de rodillas y el dolor lumbar, cuando caminaba trataba de compensar la pisada para no sentir molestias y claro, caminaba descompensado.

Esta descompensación le provocó también dolor muscular en la cadera y en la parte alta de la espalda.

Vamos… un cuadro.

Para reducir tantos dolores musculares y tratar de llevar una vida lo más normal posible, los médicos le recetaban analgésicos, pero el estómago ya se estaba resintiendo.

Como último recurso optó por la electroestimulación…

¿¿¿y sabes qué ocurrió???

Este fue el primer correo que me envió Javier:

«Hola Pedro,
Cómo puedes ver por los mail que te he enviado, sigo dándole vueltas a lo de comprarme un electroestimulador…
Es mi último salvavidas porque no creo que pueda estar mucho más tiempo con los analgésicos debido a que tengo un principio de úlcera.
He leído mucho sobre el Tens y sobre la Microcorriente y posiblemente sea lo que yo necesite para tratar los dolores de mi cuerpo sin ninguna pastilla más.
Aparte de todo esto, he podido comprobar con el tiempo que las pastillas solo me calman el dolor pero en ningún caso me lo quitan ni me lo curan.
El cóctel hernia, estrés, dolor, familia, trabajo están acabando conmigo y necesito algo que me ayude.
¿Crees que la electroestimulación me pueda ayudar?»

Estuvimos compartiendo algún correo más y al final se animó a comprar un electroestimulación que tenía los programas que él necesitaba.

A los tres meses, recibí este bonito y esperanzador correo.

«Hola Pedro
Después de tres meses siguiendo tus recomendaciones, entre la microcorriente, los TENS y la tonificación muscular, todo es positivo.
Antes de contactar contigo no podía caminar más de 15 minutos sin que me doliera la rodilla o la cadera, o la espalda.

Ayer pude completar hora y media de caminata. Decirte que a la hora y 20 minutos comenzaron las molestias leves en la rodilla, pero es una maravilla…

Antes me dolía todo a los 15 minutos de comenzar.

Ahora puedo caminar una hora y media, o hacer media hora de piscina sin que tenga molestias musculares que impidan el ejercicio.

He reducido casi a cero los analgésicos y mi calidad de vida ha mejorado increíblemente.

Ha desaparecido el principio de úlcera también.

Posiblemente tenga que estar el resto de mi vida con estos problemas musculares y seguramente no se me cure del todo, pero sí que puedo afirmar que la electroestimulación me ha devuelto la calidad de vida.»

Ojo, tres meses solamente.

Llevaba años con estos problemas musculares y al poco tiempo de utilizar la electroestimulación, ya se sentía mucho mejor.

Pero esto no es magia. Simplemente al fortalecer sus músculos, desapareció el dolor de rodillas y dejó de cojear y de caminar de manera descompensada.

Otro usuario contento con la electroestimulación

Y mira este otro correo, de Miguel:

«Por un problema en la rodilla dejé la bici.
Era un globero de fin de semana nada más, pero me lo pasaba bien con los amigos en las rutas.

Me compré un electroestimulador y con la ayuda de Pedro empezé con la electroestimulación y la microcorriente en la rodilla dolorida.

En tres años he pasado de no poder montar en bici a dar paseos de tres horas sin dolor.

Esto para mí es un gran cambio.

Lo ideal sería que la electroestimulación hubiera curado mi problema, pero es mucho pedir ya que los médicos me proponían la operación.

Una prótesis de rodilla era la única solución y no me garantizaban que pudiera volver a hacer vida normal.

Con la electroestimulación de momento llevo cinco meses haciendo vida casi normal, sin excesos, con gran calidad de vida, sin dolor, saliendo en bici los fines de semana con mis amigos y sin pasar por el quirófano al menos de momento.

En estos momentos, a partir de la tercera hora tengo los mismos síntomas que antes tenía a partir de la primera media hora.

Me hubiera gustado tener el nivel deportivo de antes pero soy realista y estoy feliz.

He aumentado en 2 horas y media mi capacidad para pedalear sin dolor y ahora disfruto 2 horas más de la compañía de mis amigos.

2 horas y medias extra de calidad de vida y disfrute»

El último caso es el de un amigo de la infancia.

Se ha operado 4 veces de la rodilla y no había nada que hacer para evitar la quita operación.

Intentaba fortalecer con isométricos y cuando iba al gimnasio a trabajar los cuádriceps, se le hinchaba la rodilla.

Estaban sus músculos tan débiles que cada vez que subía escaleras, se le inflamaba su rodilla.

Probó a fortalecer con electroestimulación y el resultado está siendo magnífico.

Con la electroestimulación sí que puede fortalecer sin que se le produzca inflamación en la articulación.

La inflamación ha bajado, el dolor ha desaparecido, la estabilidad de la rodilla ha aumentado y de momento el médico le ha dicho que si continúa así, no hay por qué pensar en la quinta operación.

Ya no se le inflama la rodilla al subir escaleras.

Seguramente no vuelva a jugar al squash como lo hacía antes, pero al no tener dolor en la rodilla, vuelve a pensar en hacer algún ejercicio o deporte suave como caminar o quizás, montar en bici.

Todo vuelve a replantearse en su mente.

De no poder hacer nada a empezar a soñar con nuevos retos… hay una gran diferencia, tanto como de la luz a la oscuridad.

La estabilidad articular la proporciona un músculo fuerte

Hay cosas que no se pueden evitar, es decir, la electroestimulación posiblemente no te cure de todos tus problemas musculares o articulares, pero la electroestimulación sí que te va a ayudar a tener mayor calidad de vida.

Te puede ayudar a disfrutar más tiempo de tu deporte favorito sin dolor.

Te puede ayudar (en muchos casos) a llevar una vida casi normal.

Y eso… es mucho.

Eso, para los que disfrutamos del deporte, es felicidad en tacitas pequeñas.

Sé Feliz.
Pedro García

Comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

¿Necesitas un electroestimulador?

Te ayudaré a encontrar el mejor electroestimulador que se adapte a tus necesidades comprar un electroestimulador
 

Deja un comentario

Abrir chat
1
¡¡¡Hola!!!
¿Estás buscando algún producto y no tienes claro cuál es el que necesitas?

¿Quieres que te ayude?
Powered by