faja abdominal y lumbar globus fast band

Faja abdominal y dolores de espalda

Share on Facebook68Tweet about this on Twitter0Share on Google+5Pin on Pinterest4Share on LinkedIn1

La faja abdominal de electroestimulación también es útil para los dolores de lumbares.

Un día jugando a fútbol me rompí una vértebra. Recuerdo que estuve casi tres meses sin poder caminar. Hice un mal gesto cuando iba a dar una patada al balón y escuché un “crack” seguido de un dolor que me cogió de la zona lumbar hasta los tobillos. No podía correr y casi ni caminar. Como tenía 15 años y era joven, mi naturaleza se encargó de más o menos compensar aquello y a los seis meses estaba corriendo otra vez y jugando a fútbol y baloncesto.

Había sufrido una espondilolistesis en la L5, que es una rotura parcial de la vértebra y además con desplazamiento. Cuando se me pasa la mano por la columna, se detecta enseguida la vértebra afectada. Está más hundida que las demás.

Mientras que fui joven no pasó nada, pero a medida que los años se me echaban encima… cada vez tenía más pequeños detalles que me recordaban que ahí tengo una lesión para toda la vida.

Un momento que recuerdo especialmente doloroso eran los comienzos de temporada encima de la bicicleta, y digo eran en pasado porque ya no lo son. Cuando estaba una hora paseando en invierno a una intensidad baja, llegaba a casa con una pequeña sensación de molestia en la zona lumbar. Sentía que ahí tenía algo, como un “perro agarrado” sin llegar a ser un dolor, tan solo una molestia. Pero cuando en enero comenzaba a apretar para realizar series aeróbicas durante una hora… no podía acabar los entrenamientos. El dolor era tan intenso que se hacía imposible trabajar sobre la bici. Mi espalda era mi eslabón más débil como vimos en este artículo.

https://www.electroestimulaciondeportiva.com/el-eslabon-mas-debil-de-tu-preparacion/

Y cuando llegaba a casa después de intentar entrenar… uffff, qué dolor. Hasta estar sentado era un suplicio. Me ponía paños de calor seco, me daba con friegas con el unguento “ Tigre rojo” y con el “ Tío del bigote” (lilimento Sloan) para aplicar allá calor, me ponía parches “Sor Virginia”… Todo ello para tratar de quitar aquel dolor… pero no conseguía mejorar hasta que no llegaba el calorcito de Mayo. En el gimnasio iba con mucho cuidado ya que al tratar de reforzar la zona, tenía la sensación de que me podía quedar bloqueado porque al ejercitar los lumbares, me quedaba una sensación extraña de dolor que me duraba algunos días. La sensación que tenía era parecida a aquello que os conté una vez sobre los masajes y el TENS, que no quitan los dolores. Los alivian pero si no se tiene fuerte la zona, los dolores vuelven cuando volvemos a entrenar. Esto lo vimos en este artículo https://www.electroestimulaciondeportiva.com/los-programas-de-masaje-y-tens-no-sirven-para-quitar-el-dolor-parte-1/

Desde que comencé a utilizar la electroestimulación para fortalecer la zona lumbar, esto ha ido desapareciendo. A principios de temporada comienzo a fortalecer mi espalda como vimos en este artículo https://www.electroestimulaciondeportiva.com/electroestimulador-y-electroestimuladores-resistencia-aerobica-para-mantener-la-espalda/ y ese entrenamiento hace que cuando llega enero, esta zona la tengo fortalecida y no me da problemas importantes.

El incoveniente que tenía algunas veces para comenzar a aplicar la electroestimulación era la “pereza” de colocar los electrodos, los cables, buscar el momento…

Hace unos días me llegó la faja abdominal de globus y la de compex. Como me gusta enredar mucho, comencé a probarlas y bueno… mano de santo jejeje. Mientras que veo la tele o estoy delante del ordenador, me la pongo y ella solita fortalece la zona lumbar.

Con esto no quiero decir que el sistema de parches no sirva, ni mucho menos. Sigue siendo totalmente efectivo. Simplemente que si tienes un problema de debilidad en la espalda y la necesitas reforzar, tendrás que usar mucho la electroestimulación para fortalecer esa zona y evitar así que ese sea tu eslabón más débil. Si te da un poco de pereza colocarte los parches, la faja abdominal es una buena alternativa a la colocación de los electrodos y cables, que es un poco lo que te puede frenar. Por ejemplo, ahora, mientras estoy escribiendo este artículo, tengo la faja abdominal puesta en los lumbares con el programa Resistencia Aeróbica. Ayer salimos en bici (hoy es 2 de enero) y tuvimos -3 grados centígrados. En otras ocasiones mis lumbares hubieran roto a la hora y media. Ayer aguantaron perfectamente las tres horas de entrenamiento.

Si quieres más información sobre la faja para tus dolores de lumbares, puedes mirar en este enlace

https://www.electroestimulaciondeportiva.com/producto/globus-kit-fast-band/.

Si tienes problemas de dolores lumbares que no te permiten ir a tope en tu deporte o en tu día a día, dolores como lumbago, tensión muscular, entumecimiento, hormigueo en los muslos o glúteos, debilidad en las piernas… la electroestimulación te ayudará a mejorar y fortalecer la zona. Sé constante y dale caña. En poco tiempo notarás los resultados de tu constancia.

Sé Feliz

Pedro García

Share on Facebook68Tweet about this on Twitter0Share on Google+5Pin on Pinterest4Share on LinkedIn1