Electroestimuladores compex tapa abierta para cargar la batería en https://www.electroestimulaciondeportiva.com/

Electroestimuladores y baterías. Recárgalos con la tapa abierta

Share on Facebook17Tweet about this on Twitter0Share on Google+3Pin on Pinterest4Share on LinkedIn1

Son ya varios los años que llevo entrenando y recuperando con electroestimulación. En todo este tiempo una de las cosas que más me han ayudado en mi progreso ha sido el tener varias baterías siempre listas para entrenar, ya que no hay cosa que me de más rabia que comenzar un entrenamiento con las baterías en buen estado (según la información que me ofrece la pantalla de mi electroestimulador compex) y que cuando llevo unos minutos o voy por la mitad de mi entrenamiento de electroestimulación, el electroestimulador se pare por falta de energía en la batería.

Hay que esperar a que se cargue y otra vez a comenzar el entrenamiento.

Por eso tengo varias baterías, para que esto no me ocurra.

Un detalle que he observado también con el paso del tiempo es que cuando se están cargando las baterías, el electroestimulador se pone muy pero que muy caliente. Siempre he pensado que el calor no es bueno para los componentes eléctricos, incluso pensé que tanto calor podía afectar al rendimiento de las baterías.

Un día decidí dejar de pensarlo para pasar a comprobarlo.

Compré dos baterías, las etiqueté cada una con una referencia y comencé a cargarlas cada una de manera diferente.

La batería “A” la cargaba con la tapa de la batería cerrada. Esta se calentaba muchísimo y la dejaba dentro del electroestimulador hasta que se enfriaba.

La batería “B” la cargaba con la tapa de la batería del electroestimulador siempre abierta. De esta manera entraba más aire y aunque se seguía calentando, no cogía tanta temperatura y por supuesto se enfriaba antes.

En tan sólo cinco meses tuve la respuesta.

La batería “A” comenzó a fallar cuando me indicaba que todavía tenía media carga. Encendía el electroestimulador y éste me indicaba que la batería estaba por la mitad de carga. Ponía un programa de masaje, por ejemplo el “Recuperación Activa” y a los minutos de comenzar se paraba el masaje y me decía que la batería estaba agotada. Además, cuando era nueva tardaba en cargarse 1h 47 min aproximadamente. A los cinco meses, se cargaba por completo en 1h 28 min de media

La batería “B” sin embargo me aguantaba mucho más. Seguía tardando 1h 45 min en cargarse y no me daba esos fallos tan exagerados sobre la información de carga disponible. La batería se agotaba cuando estaba en la última ralla, pudiendo hacer programas de “Capilarización” e “Hipertrofia” sin ningún problema incluso con una sola ralla de carga.

En resumen, para alargar la vida de la batería de tu electroestimulador compex, te sugiero que cuando lo vayas a cargar lo hagas con la tapa de la batería quitada. De esta manera se calentará menos y por lo que he podido comprobar, parece que le da una mayor durabilidad a la batería.

Sé Feliz

Pedro García

 

Share on Facebook17Tweet about this on Twitter0Share on Google+3Pin on Pinterest4Share on LinkedIn1