Cuadriceps de pie con electroestimulación

Tendon rotuliano; cómo reforzarlo con Electroestimulación

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn

El tendon rotuliano es uno de los tendones más fuertes y poderosos que hay en el cuerpo humano. Aunque está en la parte inferior de la rodilla y se inserta en la tibia, el tendón rotuliano, es una extensión del cuádriceps.

Las causas principales de la lesion en el tendon rotuliano son principalmente un sobreesfuerzo muscular o una mala postura de ejecución (por ejemplo a la hora de pedalear o hacer cualquier tipo de ejercicio). Esto hace que poco a poco, el tendón rotuliano se vaya inflamando.

Una vez que tienes dañada la zona y ha sido un médico quien te ha dicho que tienes o bien tendinitis o bien otro tipo de lesión, la electroestimulación puede ayudarte a mejorar tu tendon rotuliano.

Antes de hacer nada, ya sabes que hay que dejar de hacer deporte. Reposo de la zona afectada y las primeras horas de la lesión, aplicar frío para que la inflamación baje.

Si tienes oportunidad, eleva el máximo tiempo posible la pierna afectada para facilitar el retorno de la sangre hacia el corazón. Cuanta más sangre con nutrientes pase por la zona, más rápida será la recuperación.

Una vez que hayan pasado las primeras 48 horas desde que se produjo la lesión, comenzaremos a aplicar calor, y es a partir de aquí, cuando ya no tienes grandes molestias, cuando puedes comenzar a usar tu electroestimulador.

Para ello te voy a contar un ejercicio que te ayudará a no volver a caer lesionado por culpa del tendon rotuliano .

Antes de nada, asegúrate de que todos los componentes con los que realizas ejercicios están bien ajustados y adaptados a ti;

Si montas en bici revisa la posición de los zapatos. Que vayan paralelos a las bielas.

Si sales a correr, mira que pises bien y los zapatos no te estén haciendo daño. Una vez recuperado, l os primeros días trata de correr en terrenos más blandos.

El entrenamiento con electroestimulación para el tendón rotuliano sería el siguiente:

Colócate los electrodos en el cuádriceps como en la imagen de arriba.

Ponte de pie, frente a una mesa o respaldo de una silla que te sirva de apoyo. Debajo de los talones coloca una cuña que te ayude a tener el talón levantado entre 3 y 5 cm

Selecciona el programa “ Fuerza Resistencia

Una vez realizado el calentamiento de 3 minutos, comienza a subir la intensidad poco a poco.

Cuando tengas una intensidad agradable, ve doblando las rodillas con la espalda recta en cada contracción hasta un ángulo en las rodillas de 150 grados los primeros días y manteniendo ese ángulo todo el tiempo que dure la contracción. Descansa durante la fase de descanso del programa; entre contracción y contracción está de pie relajado. No hace falta que bajes mucho las primeras veces. Que sea cómodo los primeros días.

En este ejercicio no es necesario subir mucho la intensidad ya que al mezclar voluntario más electroestimulación puedes crear muchas agujetas si le das mucha caña. Trabaja sobre 50 energías o 20 miliamperios los primeros días. Si tu electroestimulador tiene niveles, selecciona el nivel 1.

Semana a semana ve subiendo la intensidad y bajando el ángulo de inclinación de las rodillas hasta llegar a 90 grados.

Este ejercicio lo puedes realizar dos veces a la semana, por ejemplo el lunes y el jueves.  Verás como en tres semanas te estarás olvidando por completo de tus problemas con el tendón rotuliano.

Aquí te dejo un corto video explicativo donde te cuento cómo realizar el entrenamiento para evitar y recuperar las lesiones en el tendon rotuliano

Si te gustó este artículo y te fue útil, no dejes de compartirlo con tus amigos en Google +, en Facebook y en Twitter

Sé Feliz

Pedro García

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn