Microcorrientes, regeneración celular

Historia y curiosidades de las microcorrientes; Conoce todo su potencial

Share on Facebook11Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Pin on Pinterest100Share on LinkedIn1

De la mano de Globus, vamos a conocer más acerca de las microcorrientes.

Historia y datos de las microcorrientes.

La utilización de la microcorriente en la electroestimulación se está difundiendo cada vez más en todo el mundo.

En EE.UU. y en otros países como Japón y Canadá, la Microcorriente o MENS es considerada desde hace muchos años una de las corrientes más utilizadas en la fisioterapia con fin curativo.

¿Y qué diferencia hay entre la corriente TENS y la Microcorriente?

  • La corriente TENS está indicada contra el dolor. Calma el dolor pero no cura o trata el origen del dolor.
  • La Microcorriente sin embargo, es capaz de curar el origen del dolor ya que regenerar a nivel celular.

Se han realizado muchos estudios e investigaciones que han demostrado importantes resultados y se han definido varios protocolos y parámetros que la marca Globus ha incorporado en sus estimuladores.

Para patologías y situaciones específicas es aconsejable siempre que por favor consultes con tu médico.

A diferencia de las terapias de electroestimulación convencional que utilizan corrientes con intensidad convencional del orden de miliamperios (mA), la microcorriente utiliza una corriente de baja intensidad (microamperio uA). Esta corriente leve está por debajo del umbral de la percepción sensitiva y por lo tanto el paciente no puede sentirla.

La terapia MENS ofrece al paciente notables ventajas:

  • Seguridad
  • Confort
  • Disminución del dolor agudo y crónico
  • Rápida recuperación de los tejidos y rápida curación de heridas, cicatrices y fracturas óseas.
  • Producción de fibras de colágeno que favorecen la elasticidad de la piel.
  • Ausencia total de efectos colaterales y complicaciones.

Breve historia de la terapia de electroestimulación MENS

La electroestimulación neuromuscular con microcorriente (MENS) fue desarrollada aproximadamente hace 20 años. Lynn Wallace trató más de 600 pacientes con la Microcorriente (MENS) y examinó sus efectos terapéuticos sobre dolores causados por problemas:

  • en los pies,
  • en los miembros inferiores,
  • en el fémur y en el área lumbar,
  • en los hombros,
  • en los codos
  • y en el cuello

y descubrió así los importantes efectos curativos de la microcorriente.

Según Wallace, un tratamiento inicial de 15/20 minutos procuró un alivio del dolor en más del 95% de los pacientes.

La reducción del dolor fue aproximadamente del 55% después del primer tratamiento, del 61% después del segundo y del 77% después del tercero.

El dolor desapareció completamente en el 82% de los pacientes después de menos de 10 tratamientos (cuatro tratamientos de media).

La característica de las MENS de no ser perceptibles por el paciente, ofrece una posibilidad infinita de estudios e investigaciones. Lerner e Kirsch hicieron experimentos sobre 40 pacientes con dolores crónicos en la zona lumbar. Estos pacientes fueron subdivididos en dos grupos.

Uno fue tratado con las microcorrientes MENS y el otro con tratamiento de placebo, utilizando un electroestimulador MENS que no provocaba ninguna electroestimulación. La terapia se repitió tres veces a la semana por ocho semanas. Los resultados mostraron una reducción del dolor en una media del 75 % de los pacientes con terapia MENS y solo del 6 % en aquellos con tratamiento de placebo.

Otros estudios han aceptado que la terapia MENS favorece la curación de heridas y úlceras.
Gault y Gatens citaron el efecto positivo que la terapia con microcorriente MENS tuvo en 106 pacientes con úlceras isquémicas a la piel. De esos estudios resultó que el grupo tratado con la terapia MENS con una intensidad de 200μA-800μA tuvo una recuperación aproximada de dos veces superiores a un grupo tratado sin ningún método.

Algunos médicos han citado que también en la curación de fracturas óseas se obtienen muy buenos resultados cuando son tratadas con microcorrientes de baja intensidad.

Los resultados mencionados arriba demuestran que la terapia MENS es por lo tanto notablemente eficaz en el tratamiento del dolor agudo y crónico, promueve la regeneración de los tejidos dañados, cura heridas, cicatrices y fracturas óseas. (Gault WR, Gatens PF Jr : Use of low intensity direct current in management of ischemic skin ulcers. Phys Ther 56~265, 1976.)

Mecanismo funcional de las microcorrientes MENS “Injury current” y las funciones de las MENS

Microcorriente mens

Es conocido desde más de un siglo que sobre la membrana celular está presente una energía potencial de aproximadamente -50 mV. Esta energía es conocida como potencial de membrana en reposo. La superficie externa posee una carga positiva mientras que la interna tiene una carga negativa. [Imagen superior].

Cuando una célula está dañada, el potencial de la parte lesionada se convierte en negativo y la corriente eléctrica fluye en el área herida. Este fenómeno fue cuidadosamente medido por Matteucci (1938) y Bois Reymond (1843); esta corriente es hoy comúnmente conocida como “injury current” (corriente de lesión). La corriente de lesión se genera no solo cuando algunas células se lesionan, sino también cuando se lesionan los tejidos. La intensidad de la corriente de lesión varía de 10 μA a 30 μA como fue demostrado durante los experimentos; en otras palabras, la corriente de lesión es una microcorriente.

La corriente de lesión promueve la recuperación de células y tejidos dañados en el organismo vivente. Se piensa que la estimulación con este tipo de corriente puede generar ATP, sintetizar la proteína y favorecer la reconstrucción de los tejidos dañados.

Se puede suponer por lo tanto, que una microcorriente generada artificialmente pueda integrar y estimular ulteriormente las funciones naturales de la corriente de lesión.

Las fases y la duración de la terapia con microcorrientes

La terapia con microcorriente MENS incluye generalmente dos fases.

  • La fase 1 se dirige principalmente a disminuir el dolor
  • La fase 2 se encarga de resolver el trauma y reparar el tejido dañado.

Mientras la fase 1 permite un rápido alivio del dolor, la fase 2 promueve la producción de ATP y la síntesis proteica, acelera la recuperación de los tejidos y por lo tanto la curación de base. Estas dos fases son sucesivas dentro de un mismo tratamiento.

La duración del tratamiento completo oscila entre 15 y 30 minutos, dependiendo del programa elegido. El número de sesiones varía en relación al problema a tratar. Generalmente es suficiente un tratamiento al día o cada dos días. Para obtener resultados satisfactorios, el período de la terapia puede variar de 10 a 45 días.

Después de conseguir los resultados que buscamos, es aconsejable continuar con 5 – 10 sesiones más para consolidar los resultados.

Uso combinado de las Microcorrientes con las TENS

Las microcorrientes pueden combinarse con electroestimulación de tipo TENS. Esta combinación puede producir grandes resultados en presencia de dolores agudos o síntomas de rigidez muscular.

¿Cuáles son los electroestimuladores que tienen microcorriente?

Te cuento qué equipos ofrecen esta tecnología.

Globus Activa 700 (este cuenta con un kit de microcorriente para uso facial)

Globus Activa 700 + entreno estética + Ultrasonido facial

activa 700

Globus Cycling Pro

Globus Cycling Pro + entreno 30 días

Globus Triatlhon

Globus Triathlon

Globus triathlon

Globus Runner Pro

Globus Runner Pro + entreno de 1 mes

globus Runner

Globus Premium 400

Globus Premium 400

Globus Premium 400

Globus The Winner

Globus The Winner

Globus The winner

Globus Fit&Beauty

Globus Fit&Beauty

Globus Fit&Beauty multil

Globus Genesy 600

Globus Genesy 600 Rehab

globus genesy 600

Globus Genesy 1500

Globus Genesy 1500 Rehab

En el siguiente artículo vamos a ver un poquito más acerca de las microcorrientes y aplicaciones en los electroestimuladores Globus.

Nos vemos en el siguiente artículo de microcorrientes

Sé Feliz

Pedro García.

Share on Facebook11Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Pin on Pinterest100Share on LinkedIn1