Electroestimulación y dolor de testículos

Electroestimulación y dolor de testículos

¿Te han dolido alguna vez los testículos al hacer electroestimulación en la zona abdominal?

¿Conoces a alguien que le haya sucedido esto?

Cuidado porque si no has tenido una hernia inguinal, puede que estés a punto de tenerla.

Una de las zonas donde más se aplica la electroestimulación es en la zona abdominal.

  • Unos para perder grasa y afinar y marcar.
  • Otros para potenciar.
  • Otros para muscular.
  • Otros por salud, para estabilizar el core.

Lo normal es que la aplicación de la electroestimulación en la zona abdominal no tenga ninguna complicación, salvo si tienes o has tenido alguna hernia inguinal o umbilical.

¿Y por qué es peligrosa la electroestimulación en la zona abdominal con hernia inguinal?

La hernia inguinal es una protuberancia en la ingle provocada por la rotura de la pared abdominal.

Aparece en la parte baja del abdomen a lo largo del canal inguinal y en la ingle, siendo más frecuente en los hombres que en las mujeres.

Si hay una rotura en la pared abdominal, realizar ejercicios de electroestimulación no te va a ir nada bien.

Aplicar tensión adicional en una zona dañada multiplica el riesgo de que la rotura de la pared abdominal se haga mayor, pudiendo provocar que el intestino sobresalga por la pared abdominal rota.

La electroestimulación puede hacer que la hernia se haga más grande con el peligro que esto entraña.

¿Y puedo utilizar el electroestimulador en el abdomen si he sido operado de hernia inguinal?

Si has tenido hernia y estás operado de ella, tendrá que ser el médico quien te autorice para que puedas comenzar con la electroestimulación, puesto que la zona abdominal después de haberse recuperado de una operación de hernia está muy debilitada y comenzar con un ejercicio agresivo puede ser muy peligroso.

Tendrás que tener el alta total del médico para comenzar a trabajar con electroestimulación en los abdominales, que hayan pasado mínimo entre 6 meses y un año y por supuesto, que el médico te dé su aprobación.

Si cumples todos los requisitos, tendrás que comenzar con programas muy suaves como el tonificación o el definición y siempre sentado.

A medida que vayas avanzando, podrás hacer electroestimulación en el abdomen totalmente estirado, pero es importante que las primeras sesiones sean sentado.

Al comenzar de nuevo la electroestimulación en los abdominales después de una operación de hernia inguinal, algunas personas sienten que la electricidad se les refleja en los testículos, y tienen mucha molestia.

Esto puede ser debido a que en la operación, por algún motivo le tocaron el canal inguinal y este no se ha recuperado correctamente, o se ha quedado con mucha más sensibilidad que antes y cuando hay una contracción en la parte inferior de los abdominales, la pared abdominal presiona contra el canal inguinal y tiene una sensación dolorosa que se refleja en los testículos.

Todo es a causa del canal inguinal

El canal inguinal va desde la parte inferior de la zona abdominal, bajando por la ingle y llega a los testículos y está lleno de vasos sanguíneos, de canales linfáticos y de nervios muy sensibles, entre ellos el nervio ilioinguinal .

Es por ello que al ser una zona rodeada de tantos nervios, cuando queda mínimamente presionada, automáticamente se refleja en los testículos.

De ahí el dolor de testículos que pueden tener algunos hombres (al realizar electroestimulación en la zona abdominal) que han tenido hernias y han sido operados hace muchos años.

Qué puede ocurrir cuando no has tenido hernia y también te duelen los testículos al hacer abdominales con el electroestimulador.

Bueno, en este caso tienes que ir al médico porque posiblemente estés a punto de tener una hernia inguinal.

Es muy probable que ya tengas una rotura interna que está presionando el canal inguinal y por eso cuando aumentas la presión en la zona baja abdominal con la electroestimulación, se te refleja en los testículos un dolor agudo e incómodo.

¿Y no se puede hacer electroestimulación en los abdominales así?

Hay varias opciones y hay que tenerlas todas en cuenta.

Si ya te has operado de hernia inguinal, primero el médico te tiene que dar el ok para comenzar a entrenar los abdominales.

Recuerda que es necesario que hayan pasado entre seis meses y un año para poder utilizar el electroestimulador en la zona baja de los abdominales si te has operado.

Si te duelen los testículos al aplicar la electroestimulación, sube los electrodos o la faja abdominal para trabajar la parte superior de los abdominales.

Ve poco a poco trabajando la zona alta de los abdominales y a medida que vayas reforzando, ve bajando los electrodos o la faja para ir dando electroestimulación a la zona inferior de los abdominales.

Globus Fast Band faja lumbar-abdominal – glúteos y quemagrasa

Lo recomendable es bajar un poquito cada mes.

Sin prisa.

Siempre con cuidado y con suavidad en la aplicación de los programas y la intensidad.

Si no te has operado de hernia inguinal y te duelen los testículos cuando realizas electroestimulación, para y no hagas más entrenamiento abdominal.

Realiza una primera inspección en la zona de la ingle y en la parte baja del abdomen en busca de algún bultito anormal.

Si no lo encuentras, es posible que tengas una hernia inguinal interna y no haya salido un bultito en la piel.

Visita al médico para que te dé su opinión y poder así descartar que puedas tener una hernia inguinal.

Si te dice que hay hernia, ya sabes. Hay que parar del todo y operar.

Si te dice que no hay nada, haz el mismo protocolo que los que han tenido hernia hace tiempo, comenzar a trabajar la zona alta abdominal y poco a poco, mes a mes, ir bajando cada vez más los electrodos o la faja abdominal hasta la parte más cercana a la ingle. 

En estos casos es de gran ayuda la faja abdominal

El motivo es simple.

Mientras que los electrodos concentra la electricidad en distintos puntos, la faja la reparte.

Cuando llega la electricidad al abdomen a través de un electrodo grande como es el de la faja, trabajan todos los músculos de manera uniforme y las contracciones son más suaves.

La suavidad o la brusquedad la podrás variar subiendo o bajando la intensidad.

El electrodo siempre provocará una contracción más brusca en comparación con la faja.

Si realizas entrenamiento de electroestimulación en los abdominales y comienzas a tener dolor de testículos, ya sabes cuál puede ser la causa.

Sé Feliz
Pedro García

¿Necesitas un electroestimulador?

Te ayudaré a encontrar el mejor electroestimulador que se adapte a tus necesidades comprar un electroestimulador
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
¡¡¡Hola!!!
¿Estás buscando algún producto y no tienes claro cuál es el que necesitas?

¿Quieres que te ayude?
Powered by