Electroestimuladores y baterías. Recárgalos con la tapa abierta

Cuando cargas tu electroestimulador, dependiendo si lo haces con cargador lento o rápido, tu equipo se puede calentar más o menos.
Si no se calienta, no hay problema.
Pero si se calienta, puedes dañar la batería de tu Compex e incluso los componentes internos.
Con este truco reducirás la temperatura que coge la batería cuando la cargas.
Especialmente recomendable si tienes un cargador de carga rápida.