¿Puede sustituir la electroestimulación al gimnasio en invierno?

Pretemporada y preparación invernal: ¿Puede la electroestimulación sustituir al gimnasio?

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn

Esta es una pregunta que no sólo ciclistas me hacen, sino también corredores, nadadores, triatletas, esquiadores… muchos me preguntan… ¿Puede la electroestimulación suplir al gimnasio?

La respuesta es sí. La electroestimulación puede suplir al gimnasio.

Te contaré una historia  de esas del Abuelo Cebolleta.

Hace dos años, quedamos Pablo Moleón (varias veces Subcampeón de España Master de ciclismo en carretera) y yo en el gimnasio con un fin claro. Íbamos a intercambiarnos conocimiento. El me contaba a mí cómo hacía su preparación de invierno y yo le contaba a él cómo hacía la mía.

Le tocó empezar a él. Me dio una vuelta por todos los aparatos y las pesas del gimnasio. Había que hacer una secuencia de tren superior, tren inferior y bici en todos los aparatos, para transmitir la fuerza que ganábamos en las pesas a la bici. Los ejercicios eran durísimos. Sentadillas, prensa, extensión de piernas, saltos verticales con pesas… y todo alternando con la bici de spinning durante un minuto cada rueda de ejercicio. En total estaba hora y media y realmente acababa agotado.

El lo tuvo más fácil. En la parte de arriba, tren superior, solamente hizo mantenimiento. No dejó de ir al gimnasio porque le gusta en invierno. Es lo que ha hecho toda la vida, pero no realizó ningún ejercicio con las piernas. Solamente tren superior. De cintura para abajo, trabajamos con electroestimulación. Uno de los programas que más le gustaba era el Hipertrofia, que incluso algunas veces lo mezclábamos con voluntario, ya que yo percibía que a él le gustaba esto de las pesas y de sentir que los músculos trabajan muy duro, pero lo hicimos con poco peso para evitar el riesgo de lesión.

¿Qué conclusiones sacamos al final de la temporada?

De las mías no hablaré porque ese programa de entrenamiento ya lo conocía. Además, no sólo hice gimnasio. También entrené esa temporada con electroestimulación, por lo que no es muy fiable mi resultado.

Sin embargo, él sí que me dio una referencia bastante fiable de cómo de efectivo puede ser el entrenamiento con electroestimulación en pretemporada, ya que lleva años realizando la preparación invernal en el gimnasio siempre de la misma manera y con muy buenos resultados (ha quedado varias veces subcampeón de España Master. Eso no lo hace cualquiera)

Después de este trabajo de invierno con electroestimulación tenía tres miedos principales.

El primer miedo era que al comenzar la temporada, no tuviera la misma fuerza que años anteriores. Ese miedo se quitó rápido porque no comenzó con la misma fuerza. Comenzó con más fuerza. Tuvo que poner especial atención porque le costaba mantener las revoluciones (él pedalea normalmente por encima de 100 vueltas por minuto. Su media de trabajo es 104) Al ir con más fuerza, las piernas le pedían piñones mas bajos.

El segundo miedo que tenía era que le entraran calambres durante los entrenamientos largos Él sabía que si no hacía una temporada de invierno buena, los calambres o rampas en las piernas aparecen en las primeras rutas largas e intensas. Esto tampoco sucedió después de hacer la pretemporada con electroestimulación. En ningún momento sintió ni siquiera la intención ni el amago de un calambre o rampa.

El tercer miedo era que pagara un precio muy alto a final de temporada, quedándose sin fuerza por no haber realizado una buena base. Tampoco ocurrió esto. Acabó la temporada perfecto. De hecho, ese año quedó 4º en el Campeonato de España Master 40 y lo llamaron para representar a España en el campeonato de Europa de Master 40.

Entonces… ¿la electroestimulación ofrece más ventajas que el gimnasio en pretemporada?

A ver, yo no digo que no se vaya al gimnasio. Al revés. Si se puede ir, adelante. Somos animales sociales y en el gimnasio te lo pasas bien hablando con unos y con otros y además, haciendo deporte. Se puede combinar como hizo Pablo Moleón. Mantenimiento general del tren superior en el gimnasio, y trabajo específico del tren superior con el electroestimulador. O también se puede hacer tren inferior en el gimnasio y complementarlo con trabajo de electroestimulación (electroestimulación + voluntario). Lo bueno de la electroestimulación es que tiene unas ventajas muy buenas con respecto al gimnasio:

Menos riesgo de lesión: Un trabajo intenso en el gimnasio tiene un alto riesgo de lesión, sobre todo para deportistas (muchos de ellos muy competitivos y que lo dan todo) que pisan el gimnasio solamente dos meses al año. Poner mucho peso en según qué ejercicios… cuidado con las lesiones de manguito rotador, espalda, rodillas…

Menos tiempo invertido en el gimnasio: En el gimnasio yo necesitaba hora y media tres veces por semana. En total 4,5 horas a la semana. Con dos horas y media a la semana de trabajo con electroestimulación, tengo entrenados todos los músculos que intervienen en la bici. Ahorro tiempo.

Así que después de esto, podemos decir que sí, que la electroestimulación es una herramienta totalmente válida para realizar una pretemporada en la que hay que crear una buena base de masa muscular para afrontar con éxito toda una temporada.

Aquí te dejo este video en el que Pablo Moleón nos explica cómo le ha venido a él de bien el realizar la pretemporada invernal con electroestimulación.

Sé Feliz

Pedro García.

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn