Consigue una electroestimulacion efectiva trabajando con tu compex a alta intensidad

Electroestimulación y entrenamiento. Parar y reanudar una sesión

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn

.

Nos ha pasado a todos. Después de haber comenzado un   entrenamiento de electroestimulación, por el motivo que sea hemos tenido que interrumpir la sesión.

Al reanudarla, nos damos cuentas que los parámetros con los que paramos el entrenamiento no son los mismos. Algunas veces eso puede llegar a desconcertar, ya que no te permite acabar el entrenamiento con una regularidad.

Te voy a explicar qué ocurre y qué hacer cuando tienes que parar en mitad del entrenamiento.

Frecuentemente, por el motivo que sea;

  • Porque se nos ha despegado un parche o electrodo
  • Porque  hemos colocado mal un parche o electrodo y nos está tirando de otro músculo
  • Porque hace daño
  • Porque la intensidad es más alta de la cuenta
  • Porque llaman al teléfono…

Son múltiples las causas que nos pueden hacer parar un entrenamiento de electroestimulación.  Al reanudar la sesión, la mayoría de los electroestimuladores vuelven a la sesión aproximadamente con un 25% menos de la potencia con la que fue parado.

Por ejemplo si estás haciendo un entrenamiento de “Resistencia Aeróbica” a  intensidad 100 con fase de descanso 50 y por el motivo que seas lo paras, cuando reanudes la sesión, tu electroestimulador lo hará a intensidad de fuerza 75 y de recuperación 38 aproximadamente.

Esta bajada de intensidad se realiza por motivos de seguridad, ya que cuando vuelvas a reanudar el entrenamiento, los músculos se han podido quedar frío y perder algo de tensión, por lo que es mucho mejor reiniciar el entrenamiento con una intensidad inferior al momento de parar el entrenamiento.

Una vez reanudado entrenamiento, si observas, cuando subes la fase de contracción, no acompaña a tu entrenamiento la fase de descanso. Esta se queda anclada. (recuerda que la fase de descanso normalmente es la mitad de la intensidad de la fase de contracción,  y sube de manera automática sin necesidad de tocarla) Esto ocurre sobre todo en los electroestimuladores Compex.

En este caso tendrás que subir de manera manual la fase de descanso para que vaya acompañando a la subida de la fase de contracción. Siempre, la subida de la fase de descanso será la mitad de la fase de contracción.

Contracción 100 – Descanso 50

Contracción 200 – Descanso 100

Contracción 300 – Descanso 150

 

Entrenando así conseguirás dar a tu músculo el descanso correspondiente a la intensidad que estás aplicando.

Recuerda que el músculo tiene que descansar y recuperar entre contracción y contracción y que ese descanso y recuperación lo da la fase de descanso.

Sé Feliz

Pedro García

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn