Electroestimulación para evitar lesiones musculares 2ª parte

Electroestimulación para evitar lesiones musculares 2ª parte

.

La electroestimulación bien aplicada ha venido demostrando poco a poco que es una excelente herramienta y un fantástico complemento para toda actividad física. No sólo la podemos utilizar para aplicar masajes y buenos entrenamientos, sino que también se puede utilizar para prevenir lesiones como hemos visto en ARTICULOS ANTERIORES

De sobra sabes que todo músculo agonista tiene su antagonista, es decir; el bíceps contrae y el tríceps estira el brazo. El cuádriceps estira y los isquiotibiales recogen la pierna. El gemelo estira y el tibial encoge el pie. Cuando realizamos una actividad física, gran parte de las veces utilizamos más un músculo o grupos musculares que sus antagonistas, o incluso utilizamos más una parte del cuerpo que la otra. Te pondré algunos ejemplos.

Los tenistas, jugadores de squash, bádminton… tienen más desarrollada la parte del cuerpo del brazo que utilizan.

Los ciclistas desarrollan más el tren inferior que el tren superior (que por cierto que algunos da pena verlos, tan escuchimizados en el tronco, sin volumen en brazos ni pecho…)

Cuando muscularmente trabajas más una parte del cuerpo y la otra ni la tocas, no sólo tienes una descompensación estética (un brazo más musculado que el otro, o el tren inferior muy fuerte y voluminoso mientras el tren superior está sin forma ni masa ninguna, o al revés en deportistas que van al gimnasio y se centran en la parte superior), también tienes una descompensación muscular que puede provocar un incremento del riesgo de lesión.

Si este es tu caso, la electroestimulación puede ayudarte a compensar y equilibrar tus músculos o parte del cuerpo menos desarrollada, con la que más  utilizas en tu actividad física, dedicando muy poquito tiempo y todo ello sin sobrecargarte físicamente con duros entrenamientos en el gimnasio.

Un entrenamiento de electroestimulación en los músculos que menos utilizas te ayudará a armonizar y fortalecer todo tu cuerpo, evitando de esta manera el riesgo de lesión que ese desequilibrio conlleva. Además, estos músculos menos desarrollados tienden a compensarse muy rápidamente con respecto a los más utilizados, por lo que en poco tiempo notarás los avances y los beneficios que el entrenamiento con electroestimulación puede hacer por ti.

Recuerda, si uno de estos es tu caso y tienes un electroestimulador, utilízalo y compensa la parte de tu cuerpo menos desarrollada con la que más utilizas. Equilíbrate y lo agradecerás.

Sé Feliz

Pedro García

¿Necesitas un electroestimulador?

Te ayudaré a encontrar el mejor electroestimulador que se adapte a tus necesidades comprar un electroestimulador
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
¡¡¡Hola!!!
¿Estás buscando algún producto y no tienes claro cuál es el que necesitas?

¿Quieres que te ayude?
Powered by