Mejora el eslabón más débil de tu preparación https://www.electroestimulaciondeportiva.com/

El eslabón más débil de tu preparación

Hace algunos años leí esta frase

TODA CADENA ES TAN FUERTE COMO SU ESLABON MAS DEBIL

Al principio no le hice mucho caso a la frasecita porque pensaba que estaba mal. ¿Cómo una cadena va a ser tan fuerte como el eslabón más débil? Tendrá que ser tan fuerte… como los eslabones más fuertes, tan fuerte como los mejores preparados, tan fuerte como los mejor acondicionados… ¿¿¿No???

Con el tiempo me di cuenta de que efectivamente, una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil.

Te voy a poner un ejemplo.

Imagina que eres un excelente corredor de maratón y que estás preparando una carrera para el mes de Enero. Estás en unos tiempos fantásticos y vas a más cada día en tu preparación. Todo va perfecto. Te sientes fuerte. Lo único que sucede es que hay un pequeño inconveniente. Tú sabes que existe, pero no le haces mucho caso ya que solamente sucede con mucho frío y una o dos veces al año. Ese inconveniente es que los días de mucho frío, cuando llevas más de una hora corriendo aparece un dolor en los lumbares. Más que un dolor es una molestia leve, que dependiendo de la intensidad del ejercicio se hace más o menos soportable.

Imagina otro corredor igual de entrenado, con tiempos fantásticos, pero que frecuentemente se le cargan los soleos. Haga lo que haga, la molestia aparece a la hora de entrenamiento

Vuelve a imaginar esta vez que eres ciclista. Llevas una fantástica preparación y semana a semana vas consiguiendo mejorar tu fuerza y tu resistencia, pero tienes un pequeño inconveniente. Cuando pasas de tres horas de bici, se te cargan las cervicales. Es un hormigueo que aunque no es doloroso, sí que resulta bastante molesto.

¿Has visto ya dónde está el eslabón más débil en estos tres ejemplos?

Tú vas a ser tan fuerte como tu punto débil te permita serlo.

Si tu punto débil es un bajo tono muscular en los lumbares, haz fuerte los lumbares.

Si tu punto débil es una mala posición en la bicicleta, corrígela.

Si tu punto débil es el fondo, trabaja el fondo.

Si tu punto débil es la fuerza, haz series de fuerza.

Si tu punto débil son los cambios de ritmo, entrénalos dos días a la semana.

Si tu punto débil es…

Sólo trabajando tu punto débil, serás más fuerte en conjunto que centrándote exclusivamente en entrenar tu punto fuerte.

Para trabajar los puntos débiles de los deportistas un electroestimulador es una fantástica herramienta, ya que concentrará el trabajo allí donde lo necesitas.

¿Que necesitas fortalecer una zona concreta? Pues un programa de fuerza de tres a cuatro veces a la semana

¿Que necesitas aliviar de sobrecarga un músculo que te falla frecuentemente? Masaje diario a una intensidad muy suave.

Tanto si es para recuperar como si lo precisas para mejorar, la electroestimulación enfocada en tu punto débil te hará mejorar.

Tenemos que tratar siempre de buscar el equilibrio y de mejorar allí donde somos más débiles sin olvidarnos de nuestros puntos fuertes y mejores cualidades.

Acuérdate de esta frase cuando quieras mejorar tu forma física y trata de perfeccionar tus eslabones más débiles para ser cada día más fuerte y completo.

Recuerda:

UNA CADENA ES TAN FUERTE COMO SU ESLABON MAS DEBIL

Mejora tus puntos débiles y serás más fuerte. 

Sé Feliz

Pedro García