Rabdomiolisis, creatin kinasa por encima de 1000

¿Cuáles son los síntomas de la Rabdomiolisis? parte 2

Share on Facebook19Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Pin on Pinterest4Share on LinkedIn1

¿Cómo puedo saber si tengo rabdomiólisis?

Como hemos visto en el artículo anterior, la CPK es el chivato que indica que en el cuerpo pasa algo “anormal”; si hay destrucción muscular, el nivel de CPK aumenta. Si esa destrucción es importante, habrá más CPK por la sangre gritando “Ey… que hay músculo afectado… tenemos que repararlo rápido… venga, moveos…”

Cuando el cerebro percibe estos niveles altos de CPK en sangre alertando de que algo pasa, desplaza la proteína por la sangre para que llegue al músculo afectado y de esta manera comenzar la reparación del tejido dañado.

¿Pero… qué sucede con tanta CPK suelta por la sangre una vez ha cumplido la función de alertar de que hay destrucción muscular?  Porque la CPK es como la energía, que ni se destruye ni se crea… se transforma…

Esa CPK nuestro organismo tiene que transformarla en desecho para eliminarla por la orina, ¿y dónde se produce esto?…

En la máquina de filtrado de desechos del cuerpo. En los riñones.

Los riñones comienzan a filtrar la CPK para quedar la sangre limpia, pero claro, hay tanta cantidad que los riñones acaban bloqueándose. Ahí es donde podemos empezar a tener problemas serios.

¿Qué podemos hacer si hemos realizado un gran entrenamiento para minimizar los efectos de la CPK sobre los riñones?

Beber beber y beber. Pero ojo, no cualquier cosa. Beber agua. El agua aumenta la concentración de líquido en tu cuerpo. Cuanto más hidratado estés, mejor van a funcionar tus riñones y mejor van a filtrar. No es lo mismo filtrar una pasta que filtrar un líquido. Si estás deshidratado tras el ejercicio, (has bebido poco durante tu entrenamiento y prácticamente nada al terminar tu actividad física y además has sudado), la concentración de agua en tu cuerpo es muy baja. Por este motivo los riñones tienen que trabajar mucho más. Si le echas una mano hidratándote tras el entreno, vas a minimizar los efectos de la CPK alta en tu sangre y vas a ayudar a tus riñones a filtrar mejor.

Si sientes nauseas, dolor en la zona lumbar, mareos… tras un gran esfuerzo… que te lleven al hospital. Es posible que tengas rabdomiolisis, pero por el camino, ve bebiendo agua. Así facilitarás a los médicos su trabajo

Es posible que si comienzas a tener esos síntomas y comienzas inmediatamente a beber agua, en 10 minutos se hayan pasado los efectos. Si pasado ese tiempo continuas igual, rápido al hospital.

IMPORANTE; que sea agua y no zumo ni ninguna bebida deportiva. Recuerda este artículo sobre las bebidas isotónicas, hipotónicas e hipertónicas.

 https://www.deporteysaludfisica.com/cuidado-con-las-bebidas-para-deportista-algunas-no-hidratan-todo-lo-que-tu-cuerpo-necesita/

No todas las bebidas actúan de la misma manera dentro de tu cuerpo. Por eso en estos casos… agua. Cuanto más pura, mejor.

Sabrás que estás bebiendo la cantidad correcta de agua cuanto tu orina sea clarita. Ese es un indicador de que los riñones están filtrando correctamente. Si es oscuro tras un entrenamiento, estás deshidratad@ y tus riñones están trabajando a un ritmo forzado. Evita el color oscuro en la orina tras cada entrenamiento. De 1 a 2 litros de agua tras cada entreno duro y por supuesto durante la actividad física… también hidrátate.

¿Y cómo puedo evitar tener rabdomiolisis?

Sentido común. Solamente eso. Sentido común. Si hace tiempo que no entrenas, no puedes pegarte una paliza el día que vas al gimnasio o sales a correr, o si hace tiempo que no sales al monte a caminar o a montar en bici, no es de sentido común salir con un grupo que lleva un ritmo más elevado que el que tu puedes mantener con comodidad porque te van a “sacar el pellejo”, ni es lógico estar 6 horas caminando por el monte. Tienes que ir progresivamente para evitar una masiva destrucción de fibras musculares dentro de tu cuerpo. Lo mismo ocurre con la electroestimulación. No puedes aplicarte una alta intensidad las primeras sesiones o si llevas un tiempo sin hacer nada de ejercicio.

SENTIDO COMÚN.

Y ahora, vamos con la pregunta del millón.

¿Un electroestimulador Compex o Globus puede crear rabdomiolisis?

Si no se utiliza bien, claro que sí, pero igual que unas zapatillas de deporte o una bicicleta de montaña. Si entrenas incorrectamente… claro que sí te puedes hacer daño. Hasta el momento hemos visto qué es y cómo podemos evitar la rabdomiolisis. La clave para no caer en ella está en el sentido común.

En el siguiente artículo te seguiré contando más cosas sobre la rabdomiolisis para que tengas conocimientos sobre ella y conozcas cómo evitarla.

Sé Feliz.

Pedro García.

Share on Facebook19Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Pin on Pinterest4Share on LinkedIn1